Otra vez tiros, bombas y piedras en Confluencia

La policía demoró a una persona porque robaba postes de alambrado. Un grupo lo salió a defender. Mantenían sitiada a la comisaría 19, con piedras y (otra vez) bombas incendiarias. Un juez ordenó liberar al detenido. El defensor del Pueblo volvió a acusar a la policía.

Otro enfrentamiento entre ciudadanos y policías en el barrio Confluencia comenzó en la tarde de este lunes, a partir de una confusa situación en una Toma, en la calle Paimún. Después derivó en una situación de virtual sitio violento en la comisaría 19 de ese barrio. Hubo cinco policías heridos, según informó la fuerza, y denuncias de uso de armas de fuego de parte de algunos vecinos del barrio.

La situación era confusa, pero había suscitado una inmediata preocupación entre las autoridades, ya que se registra en la misma zona donde sucedieron los violentos enfrentamientos que tanto dieron que hablar y tanta repercusión política ha generado.

Las pedradas de un lado, y las postas de goma disparadas desde el otro, caracterizaron la tensa escena en el barrio.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia, Ricardo Riva, y el defensor del Pueblo de la ciudad de Neuquén, Juan José Dutto, se dirigieron rápidamente al lugar para interiorizarse de la situación.

El director de Seguridad de la Policía de Neuquén, Daniel Mellado, informó que todo había comenzado cuando la policía intentó detener a cinco personas que estaban robando postes.

Cuatro consiguieron huir, y una fue aprehendida por los efectivos policiales. Pero enseguida, un grupo de personas atacó a la policía para intentar liberar al "demorado".

Sobre ese momento, se registraron distintas versiones. Mellado dijo, a la radio LU5, que los agresores persiguieron a los policías hasta la comisaría 19, y allí atacaron "con piedras y bombas molotov".

Sin embargo, algunos de los manifestantes aseguraron que la policía había disparado con armas de fuego "contra los vecinos". Cuando se le preguntó a Mellado sobre la presencia de vainas de proyectiles en el lugar, constatados por los periodistas, el comisario dijo que no sabía, y que sería "materia de investigación" ese presunto hecho.

Mellado también reconoció estar en contacto directo con la plana mayor de la Policía y con el ministro de Seguridad, César Pérez.

El defendor del Pueblo, Juan José Dutto, volvió a criticar a la policía. Tras mencionar los "esfuerzos" que se hacen para encontrar soluciones a la violencia en el barrio -en alusión a la negociación en marcha por la Toma de Obreros Argentinos y Boerr- dijo que los policías habían actuado otra vez con violencia. "Parece que el gobierno provincial mira para otro lado", dijo.

Comentá la nota