Otra situación de familias sin hogar

El pasado miércoles un grupo de personas reclamaron en la puerta del municipio por un desalojo de terrenos de calle 57 y 18 • El titular de la propiedad también se hizo presente y se dio una discusión • Desde el municipio media para encontrar una solución.
El pasado miércoles se produjo un hecho curioso en la puerta del municipio. Un grupo de personas comenzaron a discutir fuertemente, al momento en que el intendente llegaba a su despacho. El motivo: un grupo de familias habían sido desalojadas de un terreno en calle 57 y 18 (de tres hectáreas). En tanto, Lin Ming Fu, una persona de origen taiwanes indicó ser el propietario del lugar y radicó la denuncia en la dependencia policial desde la semana anterior.

De acuerdo a lo informado por el secretario del intendente, Mariano Castelucci que estuvo presente en el conflicto, el problema se produjo “porque unas personas venían a reclamar el porqué del desalojo dispuesto según ellos por el intendente. También se hizo presente el dueño del inmueble denunciando que aparentemente estas personas estaban ocupando su propiedad. Se entabló una fuerte conversación entre las personas, donde se lo incluyó al intendente justo cuando él entraba y tuvimos que mediar para que las cosas no llegaran a mayores”, dijo.

“La situación era muy tensa. Gracias a Dios pudimos interceder, mediar y ahora hay que trabajar para encontrar una solución”, añadió.

En cuanto a la verificación de la situación planteada, el secretario manifestó desconocer la situación de quien sería titular del inmueble, lo que sí manifestó fue que “él dice ser el titular del inmueble que está siendo usurpado. Nosotros no vimos la escritura pero radicó las denuncias correspondientes”.

En tanto, en la cuestión legal, Castelucci indicó que “desde el gobierno municipal, como le explicábamos a estas personas, no estamos legitimados para actuar en una instancia judicial. Lo único que podemos hacer es mediar y lógicamente encontrar la solución como Estado para que estas familias puedan encontrar un lugar para poder radicarse”.

Por otro lado, destacó: “Una de las políticas fijadas por el intendente es tratar de solucionar el problema habitacional de todos los que necesitan un lugar para vivir”.

Serían alrededor de 18 las familias que estarían usurpando el inmueble según lo denunciado por Ling Ming Fu.

El pasado viernes se reunieron en el municipio con los vecinos y el dueño de la propiedad para tratar de arribar a una solución para “evitar un mal mayor y tratar de encontrar algún lugar para que estas personas se instalen”, concluyó.

La denuncia

Ming Fu, de 56 años de edad y domiciliado en Altamira, denunció el pasado domingo 26 de octubre que es propietario de tres manzanas en 20, 18, 57,59 y 61, y que hacía dos años que no los visitaba. Siendo que cuando llegó al lugar se estaba instalando gente haciendo casas precarias. A su vez, aportó las escrituras correspondientes. La causa esta en instrucción en la UFI N° 5, a cargo de la doctora Carles. Según se conoció, se llamaron a vecinos del lugar para atestiguar que se estaba sumando más gente a las que ya vivían en el lugar.

Comentá la nota