Otra semana difícil para los ahorristas

No será un arranque de semana sencillo para inversores. De la reunión del G-20 en Washington no surgieron soluciones concretas para enfrentar la dura crisis de la economía mundial. Anoche se conoció que Japón, la segunda potencia mundial, entró en recesión.Por: Luis Beldi
La Bolsa de Tokio perdía en la apertura 1%. Pero, además, ni los mercados de América latina ni de Asia llegaron a reflejar la pesada caída de 4% que sufrió Wall Street en la última hora de negociación el viernes, por lo que el impacto se traslada a este arranque de la semana. El petróleo mostraba anoche una caída de 1,5%, cotizando por debajo de los u$s 56 el barril. En la plaza local, el dólar se mantiene entre las predilecciones de los ahorristas.

Para poder seguir con atención lo que puede suceder esta semana, no hay que imaginar un dólar volando y bonos en caída libre. Los precios son accesorios porque la demanda de dólares seguirá firme por parte del público y los bonos seguirán siendo rechazados por los inversores. El precio de los títulos públicos cobra alguna vida cuando los adquiere el Banco Central.

La novedad más importante es el monto de compras de dólares por parte del público y lo que sucede con los plazos fijos. Los negocios en divisas volvieron a los niveles que tenían cuando la crisis del campo. El viernes el MEC, la plaza de los corredores de cambio, operó más de u$s 200 millones. Es la primera vez que ocurre desde que el gobierno decidió lanzar su operativo de persecución a los que compran divisas.

El abismo entre los negocios del Forex-MAE, el principal mercado mayorista y el más afectado por los controles oficiales, con el MEC, la plaza de los corredores de cambio, desapareció.

Antes de que Guillermo Moreno tomara a su cargo el operativode controlar a los compradores de dólares, el Forex-MAE duplicaba en operaciones al MEC, un mercado que abastece a algunas casas de cambio.

Con los controles la brecha de negocios se fue acortando hasta que el viernes, el MEC superó por u$s 227 millones contra u$s 191 millones al Forex-MAE. Son contadas en la historia de los dos mercados las ruedas en que se dio esta situación y nunca la diferencia de negocios había llegado a u$s 36 millones a favor del MEC.

En días de calma, el Forex MAE llegaba a negociar u$s 600 millones contra operaciones del MEC que rara vez llegaban a los u$s 200 millones. Con la crisis del campo el MEC duplicó sus negocios y cuando se anunció la estatización de los fondos de las AFJP, los triplicó. El Forex-MAE también creció con estas crisis, pero cuando llegó la orden de controlar todas las operaciones y se limitó la triangulación con bonos en el contado con liquidación, el Forex-MAE perdió casi 70% de su volumen y el MEC, apenas 20%.

Alternativas

La conclusión es que el público no está intimidado por las amenazas de Guillermo Moreno y sigue en la medida de sus posibilidades comprando dólares, mientras las grandes manos están buscando alternativas en los mercados marginales. La operación de contado con liquidación hoy da un dólar de $ 3,95 y en el mercado marginal la divisa se paga a $ 3,45.

En las casas de cambio continúa a $ 3,33. Todo el dinero que el gobierno pueda llevarse de las AFJP no va a superar la fuga de capitales del sistema, y si se le suman las inversiones que se postergarán, los u$s 30 mil millones que pasará a controlar el gobierno serán magros comparados con los ingresos que pierde. Los ahorros argentinos en el exterior se están acrecentando por la fuga de divisas y Brasil, Chile y Uruguay serán los grandes beneficiados cuando merme la crisis, porque serán el destino elegido por los inversores del exterior.

Esta inseguridad jurídica que impide ver mejor el futuro es lo que hace mermar las colocaciones a plazo fijo en los bancos privados locales, que el jueves perdieron $ 127 millones en depósitos.

Y no es un problema de tasas, sino de confianza. El ahorrista hoy privilegia la seguridad del refugio. Si buscara ganancias, compraría bonos argentinos en dólares. El BODEN 2012 da una renta en divisas de más de 80% y paga capital e intereses en febrero y agosto. Si hoy alguien comprara este bono, lo que cobrará le daría una renta de casi 40% en dólares.

Comentá la nota