Otra semana de conflicto en la salud provincial

Los profesionales de la salud iniciarán una nueva semana de protestas con quites de colaboración y la realización de una asamblea para analizar los pasos a seguir.
El conflicto que llevan adelante los profesionales autoconvocados de la salud de la provincia de Tucumán ingresa en una nueva semana sin que se pueda encontrar alternativas de solución, ya sea por la negativa de las autoridades de dar respuestas a los reclamos, especialmente a los salariales o por el rechazo de los manifestantes de aceptar las propuestas emanadas desde el Poder Ejecutivo provincial.

Tal como viene sucediendo en las últimas semanas los profesionales médicos se presentarán en los lugares de trabajo pero no prestarán servicios, garantizando la atención en las guardias, especialmente a la referida a gripe a. No se atenderán en los consultorios externos y se prorrogaron las cirugías programadas.

Los médicos y empleados autoconvocados tienen previsto realizar una nueva asamblea para analizar los pasos a seguir, donde no se descarta la convocatoria a un paro total de actividades, tal como lo realizaran la samana pasada, pero en este caso por 48 horas.

A pesar de esta situación, por lo menos hasta lo últimos días, desde el Gobierno insiste en que la Provincia no está en condiciones financieras para afrontar un nuevo incremento salarial, punto principal del reclamo de los autoconvocados de la salud.

El ministro de Salud de la provincia, Pablo Yedlin, instó a los profesionales "a retomar la vía del diálogo para solucionar este conflicto".

"No es bueno para nadie, sobre todo para las personas que concurren a los hospitales, esta situación. Todos tenemos que hacer un aporte y sentarnos a dialogar para ver cómo se resuelve esta situación, en la medida de las posibilidades financieras de la provincia", lo indicó el funcionario.

Comentá la nota