Otra semana sin clases y sin recuperación de días perdidos

Los niños regresarán a la escuela el 3 de agosto. Hoy dirán cuándo vuelve el resto del personal.
Este año los estudiantes sanjuaninos tendrán 169 días de clases, en vez de los 180 establecidos por ley, incluso sin contar los días perdidos por los paros docentes. Es que, según se anunció ayer, para evitar el contagio de la gripe A en los niños, las clases comenzarán el 3 de agosto y no el 27 de julio, como estaba previsto. Esta nueva semana de vacaciones se suma a la semana y media agregada antes del inicio del receso invernal. A pesar de esto, la ministra de Educación de la provincia dijo ayer que no se tomará medidas para recuperar los días perdidos y que cada docente tendrá que desechar los contenidos "accesorios".

"No tomaremos medidas porque en cada aula y en cada materia ha habido un desarrollo curricular diferente. De manera que cada docente tendrá que tomar su planificación anual, ver qué contenidos ha desarrollado, sobre cuáles tiene que hacer una revisión y cuáles tiene que desarrollar a partir del 3 de agosto y hasta el 7 de diciembre", explicó la ministra de Educación, Cristina Díaz. Y agregó que "cada docente deberá reducir o eliminar los contenidos que pueden ser accesorios y puedan ser atendidos en otro momento". Así, Díaz negó que fueran a extender las clases a fin de año para recuperar los días perdidos.

La declaración fue hecha ayer al mediodía, luego de que el comité de crisis decidiera que las vacaciones de invierno terminarán para los niños el 2 de agosto. Por su parte, el día de regreso de los docentes y el resto del personal a las instituciones se conocerá hoy. "Mañana -por hoy- entregaremos los instrumentos que van a determinar qué actividades se va a cumplir en las instituciones a partir del próximo lunes y hasta la semana siguiente", indicó la ministra.

Por su parte, el ministro de Salud, Oscar Balverdi, explicó que el motivo de la decisión fue que "las medidas de distanciamiento que se han tomado nos han dado resultados bastante buenos en cuanto a las disminución de las consultas y las internaciones. Por lo tanto, creemos que prolongar una semana más la no concurrencia de los alumnos a las escuelas, que son el grupo etario más vulnerable, nos va a contribuir un poco más a este tema".

La medida causó sorpresa, ya que la semana pasada el mismo comité levantó la veda a los boliches, pubs y casinos y les permitió abrir sus puertas. Y en ese momento, la ministra de Educación había dicho que, cuando decidieron adelantar las vacaciones, lo hicieron "con la certeza de que estábamos más frente a una situación de temor generalizado que frente a una expansión de la enfermedad". En esa oportunidad, como ahora, dejó claro que no se tomaría medidas para recuperar los días de clases perdidos. "No estamos hablando de una pérdida cuantitativa importante de días de clases, que nos obligue a algún tipo de consideración especial con respecto a la duración del ciclo lectivo", comentó. Aunque el día que se había adelantado el comienzo de las vacaciones, haciendo referencia a los días sin clases, la ministra dijo que "no se podrá recuperar lo que se pierda".

Comentá la nota