Otra revelación complica a Brown

Afirman que el premier se negó a presionar a Libia para que compensara a familiares de víctimas del IRA
LONDRES.- En una nueva revelación que complica al primer ministro británico, una serie de documentos dados a conocer ayer revelan que Gordon Brown vetó personalmente un intento de presionar al líder libio Muammar Khadafy para que compensara a las familias de las víctimas de atentados del IRA por haber suministrado el Semtex, un explosivo usado por este grupo terrorista en varias ocasiones.

Según The Sunday Times, el gobierno de Gran Bretaña no le pidió ninguna indemnización a Libia para resarcir a 2500 familiares de víctimas de atentados de la guerrilla irlandesa por miedo a poner en riesgo las relaciones con Trípoli.

La información, divulgada ayer, se suma a las denuncias de que el gobierno británico decidió entregar hace pocas semanas al libio Abdel Baset al-Megrahi, el único condenado por el atentado de Lockerbie, que les costó la vida a 270 personas en 1988, para no comprometer su relación con Libia, sobre todo en el ámbito comercial y petrolero.

A pesar de que el ministro de Justicia británico, Jack Straw, afirmó que Brown no había estado involucrado en la liberación de Al-Megrahi, ayer se reveló que el propio Straw le envió una carta al primer ministro en la que le advirtió que los libios podían bloquear un acuerdo multimillonario con British Petroleum si no se producía la entrega del terrorista antes de su muerte.

En lo que se refiere a los resarcimientos para las víctimas del terrorismo del IRA, en dos cartas publicadas por la oficina de Brown, con fecha del 11 de septiembre y del 7 de octubre de 2008, remitidas a Jason McCue, abogado de las víctimas, el primer ministro afirma: "El gobierno del Reino Unido no considera apropiado entablar una conversación bilateral con Libia sobre este asunto".

"Aunque la relación entre el Reino Unido y Libia incluye desde luego el comercio, la cooperación bilateral es ahora amplia en muchos niveles, particularmente en la lucha contra el terrorismo. Creo que está en el interés de todos que esta cooperación continúe", añadió. Brown alegó también que el tema de la compensación podría haber hecho que Libia diera un paso atrás en la lucha contra el terrorismo y el desmantelamiento de su programa nuclear.

Los familiares de las víctimas expresaron ayer su indignación, en especial cuando se enteraron de que Brown no quiso tocar el tema de la compensación con Libia porque las víctimas estadounidenses (que eran mayoría en el trágico vuelo de Pan Am) habían logrado un acuerdo por separado con Trípoli.

Resarcimiento

Ayer, después de que la prensa británica difundió estos documentos, Gordon Brown declaró que apoyará a las familias de las víctimas en sus reclamos a Libia por una indemnización. Un grupo de altos funcionarios de la cancillería y de la embajada británica en Libia se dedicarán a lograr esa compensación, dijo el primer ministro.

Comentá la nota