Otra prueba para el Tyson del Abasto

No le será fácil a Víctor Emilio Ramírez encarar con éxito la segunda defensa de su título de los cruceros de la Organización Mundial de Boxeo.
El Tyson del Abasto expondrá su corona esta tarde en el estadio Gerry Weber de la ciudad alemana de Halle ante el campeón europeo de la categoría, el serbio Marco Huck, en una pelea a 12 rounds que TyC Sports transmitirá desde las 17. Veinte de sus veinticinco salidas profesionales, Huck las ganó por fuera de combate. Y ese poder y su condición de local le otorgan condición de favorito a la hora de las especulaciones previas.

Sin embargo, no hay que descartarlo a Ramírez. Cuando ganó el campeonato en enero de este año ante el ruso Alexander Alexeev, también en Alemania, subió al ring como candidato a una derrota cantada. Y se sobrepuso a los pronósticos desfavorables con el coraje, la entrega y la potencia de su izquierda cruzada y en gancho a los planos bajos como sus mejores y casi únicas armas. Con los mismos recursos, a falta de mayor talento, venció ajustadamente en mayo en el Luna Park al azerí Alí Ismailov. Ahora deberá extremarlos para alcanzar la victoria. Su record de 15 triunfos, 12 antes del límite, y una derrota, y su estilo de pelea lo revelan como un boxeador fuerte y vigoroso pero todavía en proceso de formación, que, por los tiempos acelerados que rigen en el pugilismo mundial (y por la propia mediocridad de la categoría) ha llegado a ser campeón al principio y no al final de su camino.

Huck, cuyo nombre real es Muamer Hukic, tiene 24 años, está radicado en la ciudad de Bielefeld, en Alemania, es campeón europeo de los cruceros desde 2006, y sufrió su única derrota en 2007, cuando trató de conseguir el campeonato mundial de la FIB y perdió por nocaut técnico en 12 asaltos ante el estadounidense Steve Cunningham. Desde entonces, hizo cinco combates y los ganó todos por fuera de combate, señal de que su mano pesa bastante. Como Ramírez tampoco que se queda atrás en ir al frente, puede presumirse un trámite explosivo y acaso breve en el que aguantar valdrá tanto o más que pegar.

Comentá la nota