Otra protesta de los habitantes de Atocha para reclamar servicios de agua y luz

Residentes en los asentamientos Atocha I y II volvieron a reclamar ayer obras de instalación de servicios de agua potable y electricidad prometidas por el gobierno a poco de la entrega de los lotes y ratificada mediante un acta acuerdo, que establecía el 2 de octubre como fecha de inicio de los trabajos.
La protesta, realizada también por el insuficiente sistema de distribución de agua potable en camiones, complicó el tránsito durante casi toda la jornada de ayer y tuvo tensión desde el principio porque la policía hizo bajar de cuatro colectivos urbanos a los manifestantes en el puente de acceso al barrio Santa Lucía. Allí se produjeron algunos encontronazos y luego una columna marchó por Olavarria hacia el Norte hasta San Juan, con la intención de llegar hasta la subsecretaría de Tierra y Hábitat. En la intersección de San Juan y Chacabuco los efectivos de infantería quisieron detener la marcha, rodearon al numeroso grupo y se produjo una violenta refriega de la que resultó lastimada una pequeña.

Alejandra y Natalia, dos integrantes de la protesta que se asentó hasta poco después de las 17 en la intersección de San Martín e Ituzaingó señalaron que la llegada de cámaras de televisión de los informativos y programas locales, hizo que la policía se viera impedida de consumar una represión más intensa; " eran policías masculinos contra una gran mayoría de mujeres" apuntó Alejandra.

La protesta consiguió llegar al centro, se instaló en la esquina de San Martín e Ituzaingó, fueron movidos de a poco por infantería y dejaron finalmente media calzada habilitada al tránsito. Representantes de los vecinos fueron hasta el Centro Cívico Gran Bourg, no encontraron respuestas y cuando regresaban fueron llamados de nuevo. Se reunieron con el presidente de Aguas del Norte y por Marcelo Cil, funcionario del ministerio de Hacienda y Obras Públicas.

El gobierno asumió nuevamente el compromiso de que hoy comenzarán a trabajar las máquinas en la perforación de un pozo, a cuya finalización se instalarán grifos y medidores comunitarios, se distribuirán 40.000 litros diarios de agua potable y la semana que viene se iniciará el enripiado de las calles de Atocha II. También asumieron el compromiso de averiguar ante Edesa si es posible instalar medidores de luz comunitarios de manera provisoria, hasta contar con los planos de mensura y la división dominial.

Cabe recordar que el tres de setiembre último se produjo un reclamo por idénticos motivos, con el corte del puente de acceso a barrios Santa Lucía por más de ocho horas. Después se firmó un acta acuerdo que el gobierno no cumplió y la protesta se reiteró ayer.

Comentá la nota