Otra propuesta para erradicar los desarmaderos

El concejal Gustavo Sicca expuso algunos detalles de una iniciativa legislativa que busca erradicar los desarmaderos. "En Luján está faltando la participación comunitaria con la que otras gestiones se caracterizaron", aseguró.
- ¿De qué se trata el proyecto de resolución?

- El proyecto de resolución está dirigido al gobierno de la provincia de Buenos Aires, pidiéndole que adhiera a la Ley Nacional 25.761, que es la Ley de Desarmaderos. Si bien existen dos normas provinciales que regulan esta actividad, no son tan completas como la ley nacional que establece mecanismos de fiscalización propios, como un registro único de desarmaderos que funciona en el ámbito del Ministerio de Justicia. A ese registro acceden todos aquellos que tienen como actividad principal el desarme de autos y la venta de autopartes, porque las autopartes usadas, a su vez, están identificadas mediante un sticker. Y sobre todo, se ejerce un control de fiscalización por parte de Nación. Sin ir más lejos, al mismo tiempo que sucedía el hecho violento en Wilde, Nación estaba haciendo procedimientos de allanamientos en el marco de esta ley.

- Actualmente, ¿cómo es la regulación en Provincia?

- Hay dos leyes provinciales que están en el ámbito del Ministerio de Justicia. Estas dos leyes de la provincia de Buenos Aires surgieron en la época del ministro (Juan Pablo) Cafiero. La regulación es también de tipo administrativa, pero no con un órgano de control como es el de Nación hoy. Entonces la idea es que se adhieran mediante un convenio, porque la ley especifica que pueden hacerlo. Además, pueden coexistir las dos normas, tanto la provincial como la nacional. En definitiva, se puede trabajar en forma conjunta.

- ¿Alguna vez se intentó juntar las regulaciones?

- Hasta la fecha hay un par de provincias que han adherido y no la provincia de Buenos Aires, que en definitiva es donde hoy más se está sintiendo este flagelo, que es el robo automotor. Yo creo, desde mi visión, que tendrían que trabajar en forma conjunta. Se podría, precisamente porque la situación actual es complicada. Escuchando los distintos discursos en materia de encontrar soluciones al respecto, creo que una forma muy adecuada sería esto: terminar con la venta y cortar esta parte del eslabón.

- ¿Cuál es la situación de Luján con respecto a este tema?

- Yo no sabría decirte, porque me manejo con las mismas estadísticas que se publican. Luján, en la zona oeste, la zona sur y más precisamente por ahí Ezeiza, son los distritos que en un año tuvieron mayor incremento del robo automotor. Yo creo que habría que prestar atención a esta cuestión, a la que se accede siempre con datos de acceso público.

- ¿Cómo está Luján hoy, en materia de seguridad?

- Creo que Luján no escapa a la realidad de la provincia de Buenos Aires. En la provincia, insisto, a raíz de lo que uno escucha y los distintos discursos, no deja de ser menos que preocupante. Si vamos a solucionar estos temas como los que estamos hablando, desde un punto de vista operativo y de pronta resolución, no vamos a solucionarlo metiendo preso a los borrachos o a los piqueteros. A mí eso no me cierra demasiado, porque se sigue cortando el hilo por lo más delgado.

- ¿Cuáles serían los pasos a seguir?

- Creo que lo que hoy está faltando es un proyecto. A partir del advenimiento de la democracia, y esto lo ha venido viendo la provincia de Buenos Aires durante los últimos 26 años, fuimos pasando por distintos modelos personalistas, si se quiere, o de resolución por parte de las distintas personas que fueron ministros, y no pudimos construir una política de estado en este tema. Hace falta algo más de fondo, porque hasta ahora hemos pasado de un esquema al otro y los resultados, insisto, no fueron óptimos. Salvo los interregnos, más allá de la persona, del ministro Arslanián, que evidentemente tenía un proyecto con el cual podíamos estar de acuerdo en algunas cosas y en otras pudimos discutirlo. Pero aquí es evidente que no hubo muchos proyectos en materia de seguridad pública en la provincia de Buenos Aires.

- ¿Y en el ámbito local?

- Yo creo que en el caso de Luján está faltando la participación comunitaria con la que, otras gestiones, por ahí se caracterizaron. Por ahí a la anterior gestión le faltó animarse a profundizar un esquema de seguridad sustentable, por parte del municipio. Y esta gestión no ha logrado consolidar un modelo. Yo no sé cuál es el modelo de seguridad que hoy tiene nuestro municipio. Funciona como espejo de Provincia: no está definido el proyecto, porque la seguridad es competencia de la provincia de Buenos Aires. Igual, tiene que haber decisión política para decir que aunque sea competencia de la provincia de Buenos Aires, algo hay que hacer, mal, bien o regular. Los mecanismos de participación comunitaria hoy no están convalidados. Creo que no están funcionando los foros de seguridad, ni otras herramientas, que en otro momento se acercaban un poco más a la comunidad y a los problemas de la comunidad.

Esta es la realidad de casi todos los municipios de la provincia de Buenos Aires. Mal, bien o regular, muchos se han hecho cargo, muchos han adoptado el modelo de Policía Municipal, pero al margen de eso, en el caso particular de Luján yo no sabría decirte cuál es el proyecto de seguridad que tiene.

Comentá la nota