Otra vez prometen seguridad privada

A modo de prueba piloto, la Subsecretaría de Salud anunció que implementará vigilancia privada en los hospitales pampeanos. Su titular, Luis Ordóñez, no habló de las otras denuncias sobre mal funcionamiento.
Fue una semana de búsqueda infructuosa de funcionarios de Bienestar Social o del área de Salud Pública para que respondieran sobre las denuncias públicas de profesionales, trabajadores y pacientes del hospital Lucio Molas sobre la inseguridad imperante y otras deficiencias que ocurren en el principal centro sanitario de la provincia. Pero ayer, en la asunción de Gustavo Fernández Mendía, finalmente habló con LA ARENA el subsecretario Luis Ordóñez. Varios eran los temas, como la inseguridad en los pasillos y habitaciones, falta de equipamiento y servicio deficiente.

-Subsecretario, una suerte encontrarlo...

-Voy a quedar comprometido con ustedes en ponernos de acuerdo un día para llamarnos.

-No es necesario eso, simplemente que cuando el tema sea convocante podamos tener una respuesta oficial.

-Es interesante, cada tanto, conocer el desarrollo de salud.

-¿Qué puede decirnos de la situación de inseguridad denunciada por trabajadores, pacientes y la Cooperadora del Hospital Lucio Molas?

-Se ha pedido un informe de evaluación del Molas y de otros hospitales para ir haciendo las modificaciones que se deban hacer en cada servicio. El informe del Molas estuvo sobre fin de año y será analizado a quien corresponda, pero no obstante eso hay servicios que se fueron reestructurando aún antes de terminar con la evaluación, como ocurrió con la Guardia, el Servicio de Neonatología, Traumatología, Clínica Médica... Durante ese año se han ido acomodando los elementos de manera que puedan dar respuesta a la población y vamos a seguir con los servicios que faltan.

-¿Y en materia de seguridad?

-Se está evaluando porque es cierto que estamos viviendo situaciones a las que no estaba acostumbrada la gente. Estamos abocados a resolver esa situación.

Viejas denuncias.

Hasta ese punto llegó la charla de Ordóñez, porque la aparición del gobernador Oscar Mario Jorge en su despacho apuró el inicio de la conferencia de prensa. Una vez que pasó la rueda con la prensa, el responsable de Salud le pidió autorización al mandatario provincial para hacer un anuncio. Ordóñez dio cuenta que próximamente, no dio fechas ni plazos, se implementará un servicio de seguridad o de vigilancia privada en los hospitales pampeanos, comenzándose por el Lucio Molas y el piquense Gobernador Centeno.

Pero no dijo nada más sobre las otras falencias denunciadas públicamente del principal hospital pampeano, que no provinieron solamente del sector de los trabajadores estatales. Además, el anuncio aparece, a priori, como una respuesta de ocasión ante la avalancha de reclamos contra el área que el funcionario tiene a cargo.

En febrero de 2008, hace casi un año, los empleados y el gremio de la salud pidieron por seguridad y en varias ocasiones denunciaron que en el Molas se vivía "un clima de terror", con robos y ataques al personal y a los profesionales que fueron publicados por la prensa. En tanto, las cámaras de seguridad que ya están instaladas desde hace años en los pasillos, no funcionan ni cumplen su cometido. ¿Pasará lo mismo con el servicio de vigilancia privada?

Comentá la nota