Otra promesa de Boudou y se mantiene el plan bonos

Comunicación: el ministro de Economía habló con Schiaretti y prometió pagar la deuda antes de fin de año / Presión de los senadores ante la Corte para que la Nación cumpla.
Luego de la advertencia de Juan Schiaretti de que estaba dispuesto a emitir bonos provinciales si la Nación no pagaba la deuda antes de fin de año, el ministro de Economía, Amado Boudou, se comunicó con el gobernador para asegurarle que se pondría "al día" con las acreencias antes de fin de año.

Desde todos modos, desde la Casa de las Tejas reaccionaron con cautela. "Si cumplen, no habrá bonos. Pero seguiremos adelante con nuestra estrategia de tomar todos los recaudos necesarios para que la Provincia deje de funcionar", argumentó un funcionario provincial.

Esto significa que si bien esperan que la Nación cumpla, no abandonarán la posibilidad de emitir las Letras de Autofinanciamiento Legítimos (Leales).

La Provincia seguirá con los pasos administrativos para emitir bonos si la promesa de Boudou no se cumple: tener las cotizaciones para la impresión e ir delineado el instrumento legal (decreto) y el presupuesto para solventar el lanzamiento de las cuasimonedas.

El martes, Schiaretti le puso fecha a la emisión de bonos: si la Nación no envía fondos, los sueldos de diciembre a los empleados públicos se pagarían en parte con cuasimonedas.

Las declaraciones del gobernador fueron alrededor de las 20. Tres horas después, cuando los dichos de Schiaretti repercutieron en Capital Federal, el propio Boudou lo llamó por teléfono para "tranquilizarlo". "Prometió que antes de fin de año se pondría al día con la deuda", confirmó ayer Schiaretti.

"Están trabajando los equipos técnicos", comentó a este diario una fuente del Ministerio de Economía de la Nación.

Proyecto. Por otro lado, los senadores de la oposición, incluidos los tres cordobeses, solicitarán a la Corte Suprema de Justicia ser reconocidos como "terceros interesados" en las causas relacionadas con la coparticipación federal de impuestos que están en el alto tribunal.

El planteo, que de hecho es una suerte de presión política en los casos en los que se dirimen cuestiones de coparticipación, se lo harán el martes próximo al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti.

El titular del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, dijo que serán 34 los senadores que harán el pedido, aunque hasta el martes esperan sumar 37, lo que sería un dato políticamente significativo: esa cantidad es la mitad más uno del Senado.

La expectativa está puesta en convencer a los pampeanos justicialistas Carlos Verna y María Higonet, que forman un bloque independiente, y a la justicialista Graciela Di Perna, cercana al gobernador Mario Das Neves, crítico cíclico del oficialismo. De esa tarea de convencimiento quedaron encargados los justicialistas disidentes Carlos Reutemann, Juan Carlos Romero y Adolfo Rodríguez Saá, dijeron a este diario fuentes senatoriales.

La decisión de pedirle a la Corte que por medio de una acordada sean reconocidos como "amicus curiae", según la denominación judicial, en causas relacionadas con la coparticipación, se adoptó ayer en una reunión de Morales y el senador radical cordobés Ramón Mestre con los presidentes de los demás bloques opositores, incluida Norma Morandini, del Frente Cívico que integra con Luis Juez.

670 millones de pesos

El reclamo. El gobernador Juan Schiaretti dijo que la deuda de la Nación con Córdoba alcanza los 670 millones de pesos: 370 por el PAF y la Caja y 300 por obras.

Comentá la nota