Otra polémica involucra a la Playa Bristol

El permisionario de una parte de la Unidad Turística Fiscal Playa Bristol Popular, Ítalo Ravasio, le exigió al Ejecutivo Comunal la resolución inmediata al pedido de una prórroga de concesión por la próxima temporada, solicitud que viene efectuando desde el pasado mes de abril.
Advirtió que en caso de no obtener respuestas satisfactorias en tiempo y forma, iniciará acciones legales. Cabe señalar que otro sector del señalado balneario fue entregado a la flamante empresa concesionaria del Hotel Provincial.

“OTRA VEZ LLEGAMOS AL INICIO DE LA TEMPORADA SIN UNA DEFINICIÓN CLARA”

El concesionario de la UTF Playa Bristol Popular, Ítalo Ravasio, quien explota el sector desde hace 18 años, les exigió al intendente Pulti y al Concejo Deliberante “la resolución inmediata de la prórroga de dicha concesión por la temporada 2008/ 2009 a fin de dar continuidad laboral al personal ocupado”.

Asimismo, denunció que debe soportar “desde hace 11 años un tratamiento desigualitario con prórrogas sucesivas que no permiten tener previsibilidad económica y jurídica, y especialmente soportando la inestabilidad laboral de más de 40 familias que dependen de su trabajo en la Unidad”.

Y remarcó: “Otra vez llegamos al inicio de la temporada sin una definición clara y concluyente que posibilite el montaje de todas las instalaciones, la respuesta en tiempo y forma al personal que solicita la reserva puesta de trabajo, la contratación de insumos a empresas proveedoras, la reconexión de servicios públicos, la habilitación de baños y depósitos, la señalización general, etcétera”.

En tanto, Ravasio destacó que solicita la resolución de esta situación desde abril de este año “sin que el Departamento Ejecutivo hubiese dado una efectiva respuesta”, al tiempo que reflejó que ahora se enfrenta a “una cuestión de límites”, reponsabilidad que le es “totalmente ajena”. "Es más, personalmente hemos aportado copia de documentación provincial que establece claramente la ocupación espacial de la nueva concesión otorgada al complejo Hotel Provincial – Departamento Casino, y explicado a las nuevas autoridades el funcionamiento del sector”, agregó más adelante.

A su vez, el concesionario advirtió que “ante la irresolución del tema y la reclamación del personal depediente”, él mismo dispuso del montaje de las instalaciones, caminos de playa, señalización del lugar, pintado de muros y paseos, reparacición de bajadas, limpieza de áreas públicas, tendidos subterráneos de servicios de agua y energía eléctrica, delimitación de sectores, confirmación de puestos laborales y provisión de equipos y duchas y contratación de depósitos externos, “atento de que los anteriores han sido incluidos en la concesión provincial”.

Finalmente, Ravasio aseveró que “esta indefinición más la reducción del espacio físico de la Unidad , y la pérdida de superficie y calidad de la playa por erosión costera, representan una sensible modificación de las condiciones contractuales, que a pesar de ser aceptadas como búsqueda de una solución ante cualquier conflicto, sólo se ha recibido de respuesta el silencio de la Administración y del Concejo Deliberante”; tras lo cual advirtió que “en caso de no obtener una respuesta satisfactoria en tiempo y forma”, se reservará el derecho de “iniciar las acciones pertinentes”.

EL OTRO SECTOR POLÉMICO

Cabe recordar que hace pocos días comenzó una polémica por la decisión de los nuevos concesionarios del Gran Hotel Provincial, quienes decidieron "cercar" un sector de la popular playa Bristol.

Un concejal le pidió al intendente Pulti "acciones concretas" para "evitar que nos sigan robando la principal playa marplatense". Se trata del edil Nicolás Maiorano, quien dijo que "la gente ya no puedo acceder a la costa por las escalinatas de la rambla, porque está cercada".

La provincia de Buenos Aires otorgó la concesión por 30 años del Gran Hotel Provincial a la empresa Hotelera del Mar S.A., y a la Cadena NH. Desde ese momento comenzaron a observarse cambios en la popular playa Bristol.

Por eso, el concejal Maiorano denunció la situación, y le pidió al gobierno comunal que “tome cartas en el asunto".

Los ediles opositores dicen que nunca pasó por el Concejo Deliberante la autorización para el vallado de la playa, y que debería ser de esa forma porque "todo ordenamientos de límites debe ser tratado en el Concejo".

.

Comentá la nota