Otra petrolera rusa negocia ahora para comprar un 30% de Repsol

Es la empresa privada Lukoil. De concretarse, sería el principal accionista.Por: Juan Carlos Algañaraz
El poderoso grupo petrolero ruso Lukoil negocia la compra del 29,9% de las acciones de Repsol YPF, con lo que pasaría a controlar el paquete mayoritario de la empresa hispano argentina. Esta iniciativa se produce pocos días después que el monopolio estatal ruso Gazprom anunciara que estaba interesado en adquirir el 20,01% de las acciones de Repsol propiedad de la inmobiliaria Sacyr-Vallehermoso, una operación que quedo en la nada.

En ese momento, tanto el gobierno español como la comunidad europea se opusieron a una entrada de Gazprom por ser un monopolio de propiedad pública. Sin embargo, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, declaró que, aunque "el gobierno entiende que es bueno que Repsol tenga bandera española", tiene que "ser respetuoso con los intereses de la compañía", (aludiendo a Repsol).

Rodríguez Zapatero puntualizó que se trata de compañías privadas y que el 20% de las acciones de Lukoi son propiedad de la petrolera norteamericana ConocoPhillips. Lukoi quiere ahora los títulos de Sacyr pero añadiendo un 9,8% de otro de los accionistas minoritarios, entre ellos la Caixa de Barcelona, que es el segundo accionista con una participación global del 12,5%, 9,10% directa y un 3,40% a través de Repinves.

Sacyr afronta una difícil situación por el derrumbe del sector inmobiliario y un fuerte endeudamiento de 18.259 millones de euros y quiere vender su participación en Repsol. Sacyr ha reconocido públicamente la negociación. Criteria, el holding de La Caixa en Repsol, comunicó oficialmente la existencia de contactos con Lukoi "para vender todo o parte de la participación".

Los rusos se convertirían en el primer accionista con el 29,9% de los títulos, al borde del 30% que los obligaría a presentar una OPA (Oferta Pública de Acciones) por el 100% de los títulos. Deberían invertir unos 5.300 millones de euros.

En caso de formalizarse la venta de Sacyr a los rusos, Lukoi puede intentar la compra de las acciones de la aseguradora Axa (4,2%), Pemex (3%), la Mutua (2,5) y otras participaciones menores.

Al conocerse estas novedades los títulos de Sacyr y Repsol subieron fuertemente en Bolsa después de caer un 73% y un 41,5%, respectivamente, en lo que va del año. El 20% de Repsol vale unos 3.400 millones de euros en el mercado, poco más de la mitad de los 6.525 millones de euros que entregó Sacyr y que contribuyeron a su endeudamiento.

De inmediato se inició una polémica sobre la actitud de las empresas y el gobierno ante la ofensiva de Likoi. Algunos medios recordaron que Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF, proclamó que la petrolera "será española, privada e independiente". Por su parte, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguró ayer que el gobierno hará todo lo posible para que Repsol continúe siendo "independiente y española" porque se trata de una empresa clave para el suministro energético del país".

Después llegó la declaración de Rodríguez Zapatero que levantó una ola de críticas en la oposición tanto de derecha como de izquierda. El vocero económico del Partido Popular, Cristóbal Montoro, señaló que el PP es contrario a que empresas de naciones que no integran la comunidad europea se establezcan en sectores estratégicos de España, como la energía.

Comentá la nota