Otra obra vinculada a Alegre está frenada desde hace 5 meses

Se trata de un galpón que había empezado a construirse a pocas cuadras de avenida Belgrano. Los vecinos de la zona dijeron que los trabajos se paralizaron sorpresivamente.
Otra obra en construcción que estaría atribuida a Julio Alegre se encuentra detenida hace aproximadamente cinco meses, coincidiendo con la fecha en que el ex intendente fue detenido por la Justicia. EL LIBERAL pudo comprobar que un galpón ubicado sobre calle Sor Mercedes Guerra fue abandonado a medio construir a mediados de año.

Según el testimonio de los vecinos del galpón ubicado en Sor Mercedes Guerra 158, la obra se detuvo de un día para el otro.

"Sabemos todos lo mismo – explicó una vecina, dueña del inmueble contiguo al galpón – que lo estaban construyendo, y que de un día para el otro, hace cinco meses más o menos, se paró la construcción y después no vino nadie".

Con esta obra ocurre lo que ha pasado con otras por las que se investiga a Julio Alegre, como el edificio Punta Roosevelt, en la ciudad uruguaya de Punta del Este, que también quedó paralizada en la misma fecha. Pero en este caso, el galpón se encuentra en el expediente que contienen las investigaciones que lleva adelante la Justicia en la causa por asociación ilícita y también por enriquecimiento ilícito.

Durante la instrucción de la causa, el abogado Joaquín Augusto Silva Areal (procesado por asociación ilícita e imputado por enriquecimiento ilícito) vinculó directamente esa obra al ex intendente.

Según consta en el expediente, el juez Juan Ignacio Coria Vignolo, "en su carácter de miembro de la asociación ilícita, le cupo (a Silva Areal) la tarea de adquirir el inmueble indicado para y con dinero de Alesan SRL, sociedad de la cual formaba parte el imputado Julio Fernando Alegre".

El magistrado continúa refiriéndose al abogado que habría comprado el inmueble para Alegre, sobre el que se había empezado a construir el galpón: "Silva Areal fue reclutado para formar parte de esta asociación Ilícita por la imputada María Cecilia Vittar, quien formara parte de la misma con anterioridad. Esta imputada, en base al trato familiar y la confianza que ello produce, procedió a interesar al imputado, para que asuma la tarea de ejecutar la adquisición del inmueble de Sor Mercedes Guerra, conociendo que realmente era el imputado Julio Fernando Alegre el que tenia previo interés en el mismo, tal como se desprende del relato de Silva Areal en su declaración indagatoria".

Según pudo saberse, para la obra del galpón se contaba con una serie de expresas indicaciones que lo hacían especial. Estas incluirían la construcción de sofisticados dispositivos de resguardo y de máxima seguridad, que habrían sido pensados para depositar objetos de valor.

Hasta ayer, en el terreno, el galpón se encuentra a medio construir, con paredes sin terminar, y un tinglado que sólo cubre la mitad del terreno.

Comentá la nota