Por otra obra, ahora le dan $1,7 millones más a Inarco

El Gobierno provincial aprobó el pago de 1.762.514,09 pesos por una redeterminación de precios a favor de la empresa Inarco S.A. por la construcción del parque apícola en la ciudad de General Pico. Ayer se publicó en el Boletín Oficial el decreto 2986, donde aparece la suma que recibirá la empresa que está a cargo en Santa Rosa del Megaestadio, en el predio de la laguna Don Tomás.
El convenio de redeterminación de precio fue celebrado "ad referéndum" entre el Ministerio de Obras y Servicios Públicos y la empresa constructora. El parque apícola se terminó recientemente y la provincia ya anunció que lo entregará provisoriamente a una cooperativa de productores, hasta que se concesione por licitación.

Inarco S.A es la empresa que desde el año 2006 está construyendo la obra del Megaestadio en Santa Rosa. No pudo entregarla a tiempo, para fines de 2007, por irregularidades en la construcción del techo. Un error de cálculo hizo que tuvieran que desmontar la estructura originaria. Después hubo incertidumbre respecto a su continuidad. A ciencia cierta, aún hoy persiste la duda sobre la fecha en la cual se entregará.

El gobierno aseguró que la empresa se haría cargo de los mayores costos. Después de meses de paralización, se anunció la reiniciación de los trabajos. Pero el gobierno concedió una readecuación del contrato y reconoció mayores costos por 3,5 millones de pesos.

En realidad, el último es el tercer auxilio que la empresa píquense recibe en los últimos meses por distintas obras. En el mes de noviembre del año pasado ya recibió otros 879 mil pesos de más también por la redeterminación de precios en la construcción del Multiespacio de Arte del Norte (Médano), en General Pico. Esta obra había sido adjudicada originalmente por un monto de 4.278.000 pesos.

Antes, el gobernador le había permitido la readecuación del contrato y, de esa manera, una redeterminación de precios por 3.582.959,49 de pesos para hacer el estadio santarroseño.

Inarco también tiene a cargo la construcción del frigorífico estatal de Bernasconi, obra que estuvo también paralizada en algún momento. La sospecha de algunos legisladores de la oposición es que las sucesivas redeterminaciones de precios, en realidad, la empresa las recibe para afrontar los nuevos gastos en la constructora del techo del Megaestadio.

Comentá la nota