Otra negociación frustrada por Mahle

Fabián de Souza, vocero del empresario, indicó que no la vieron como una unidad de negocios rentable. Hoy habrá una audiencia clave en el Ministerio de Trabajo.
Allegados al empresario Cristóbal López expresaron ayer que no tienen ningún interés en comprar la fábrica de aros de pistón Mahle, si bien admitieron que existió un sondeo para adquirir la planta de avenida Perón al 5600, tal como había adelantado Rosario/12. Fabián de Souza, uno de los ejecutivos del grupo Indalo dijo "no tener ninguna decisión" en ese sentido y que tampoco están "involucrados en ninguna negociación". El 31 de agosto vence el plazo de la conciliación voluntaria, por lo tanto la audiencia pactada para hoy en la sede regional del ministerio de Trabajo provincial cobra relevancia. Para esta reunión, los representantes de la multinacional fueron advertidos por el gobierno provincial: si no asisten, serán obligados a hacerlo con el uso de la fuerza pública. En la reunión, los ejecutivos de la autopartista alemana deberán presentar un cronograma de pagos a los 112 trabajadores que mostraron interés en el retiro voluntario, aunque esta semana enviaron una carta documento a la UOM para que se sumen a esta lista otros operarios que también quieren dejar la fábrica.

En tanto, los delegados de los trabajadores denunciaron que la empresa todavía no completó el pago de salarios, compromiso asumido en la conciliación voluntaria. El delegado Claudio Maldonado dijo ayer que no tenían ninguna novedad respecto al traspaso de la planta, pero igualmente confiaban en las promesas del ministro Carlos Tomada, quien les había manifestado que un inversor -que no identificó- finalmente se haría cargo de la fábrica que está parada desde el 24 de abril, cuando los alemanes comunicaron su decisión de cerrarla definitivamente.

De Souza, uno de los referentes del grupo encabezado por el empresario vinculado al kirchnerismo, Cristóbal López, descartó que estén interesados en adquirir la planta ya que luego de hacer una evaluación, no pudieron establecer "a prima facie la posibilidad de generar valor en esa unidad de negocios". En declaraciones radiales, De Souza admitió que durante un encuentro en el Ministerio de Trabajo de la Nación por la compra de Paraná Metal, funcionarios de la cartera laboral sondearon al grupo para adquirir Mahle. "Lo que intentamos es ver la sustentabilidad a largo plazo. Y cuando vemos que no estamos en condiciones de asegurar lo mínimo no nos involucramos", explicó el ejecutivo.

De todas maneras, los trabajadores confían en la promesa que se llevaron de la reunión que mantuvieron en Buenos Aires con el ministro Tomada, quien les garantizó la continuidad de las fuentes laborales. Con la negativa de Cristóbal López, ayer se especulaba con la existencia de otro inversor.

A pocos días de expirar el plazo de la conciliación voluntaria acordada en la cartera laboral provincial, las partes volverán a encontrarse hoy a las 11 en el primer piso de la sede regional de Trabajo en Ovidio Lagos y San Lorenzo. Están citados el gerente de la planta de Rafaela, Diego Berardo, el gerente de Finanzas, Daniel Medrán, y el gerente de Recursos Humanos, José Serra, representantes de la UOM local y los delegados de los trabajadores. Si no se encuentra una solución hasta el lunes, la situación legal de los operarios será muy complicada.

Uno de los temas que tratarán en la reunión será el esquema de indemnizaciones para los 112 trabajadores que están interesados en el retiro voluntario. La empresa argumentó que no podía presentarlo porque el gobierno nacional no les destrababa 9 millones de pesos por créditos fiscales, situación que enfureció a los funcionarios provinciales y nacionales que siguen de cerca el conflicto. Además, los delegados intentarán llevarse del encuentro una respuesta para cobrar el total de los salarios adeudados por la empresa.

Comentá la nota