Otra vez le negaron la prisión domiciliaria a Pedraza

Otra vez le negaron la prisión domiciliaria a Pedraza

Está preso por el homicidio de Mariano Ferreyra. Sufre de problemas cardiovasculares y desvaríos. 

La Cámara Federal de Casación Penal rechazó hoy un pedido de arresto domiciliario del ex jefe de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, condenado a 15 años de cárcel por el crimen del militante del Partido Obrero (PO)Mariano Ferreyra cuando reclamaba por los derechos laborales de empleados tercerizados de la línea Roca.

La decisión fue tomada por mayoría por los integrantes de la Sala III de Casación, en sintonía con lo que había solicitado la fiscal Gabriela Baigún.

No obstante, el fallo dispuso que se someta al sindicalista de 71 años a estrictos controles médicos para evaluar su salud periódicamente, afectada a nivel cardíaco y neurológico. 

Detenido en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza, Pedraza solicitaba el beneficio del arresto domiciliario por "razones humanitarias" tras hacer "un preciso análisis de las afecciones" que padece el sindicalista y plantear que la agudización de su patología en el centro de detención ponían el riesgo su vida.

Según el dictamen al que accedió la agencia DyN, los estudios médicos señalan "afecciones cardíacas", "síndrome del tipo parkinsonismo, múltiples infartos cerebrales crónicos, deterioro cognitivo de grado moderado a severo, y complicaciones para caminar, por señalar las mas significativas" a la hora de aludir a las complicaciones para permanecer en esa cárcel.

También se subrayó "la alta posibilidad de una agudización de su padecimiento cardíaco o de muerte súbita conforme lo aseguró precisamente el doctor Juan Cailliava, Director del HPC 1". La fiscal Gabriela Baigún se opuso al arresto domiciliario y siguieron su criterio los jueces Ana María Figueroa y Juan Carlos Gemignani, mientras Liliana Catucci votó en minoría.

El fallo encomendó al Tribunal Oral en lo Criminal 21 que "disponga los medios necesarios a fin de que se realicen controles periódicos a fin de evitar el agravamiento de las patologías que sufre y de sus síntomas".

Se recordó que sus pares del TOC habían ordenado hacer estudios de ecodoppler y ecoestrés y que, tras ello, incluso el médico personal de Pedraza "consignó quecardiovascularmente se encuentra compensado, aunque se deba tener en cuenta la posibilidad de un traslado inmediato, ante una eventual descompensación".

Se destacó que el Servicio Penitenciario Federal informó que el hospital intramuros de Ezeiza "cuenta con médicos de guardia las 24 horas, cardiólogos de consultorios, médico de planta, unidad de terapia intensiva móvil, etc., para poder continuar atendiendo y controlando al interno en cuestión en forma regular".

También sostuvo que "de requerir ante una eventual emergencia se lo derivará inmediatamente a un centro hospitalario extramuros de mayor complejidad".

Ferreyra fue asesinado el 20 de octubre de 2010, cuando participaba de una manifestación de corte de vías en Barracas con obreros tercerizados por una cooperativa de la UF.

Una patota del gremio quiso evitar que se interrumpieran las vías y atacó a los manifestantes; Ferreyra recibió un tiro en el pecho mientras otros compañeros fueron heridos.

En abril de 2013 el TOC 21 condenó a 15 años de prisión a Pedraza y a su segundo, Juan Carlos Fernández, por considerarlos instigadores del crimen.

Las penas más altas -de 18 años de prisión- fueron para los integrantes de la patota Cristian Favale y Gabriel Sánchez (acusados de autores materiales), y a Pablo Marcelo Díaz (sindicado como líder de la patota).

También fueron condenados Jorge González y Salvador Pipitó (a 11 años de prisión), Claudio Alcorcel (8 años), mientras que la sentencia alcanzó a un grupo policías por haber protegido a la patota sindical. 

Coment� la nota