Se fue con la otra.

Carlitos protagonizó el segundo pase directo de la historia del United al City, clásicos rivales.
Denis Law lloró en su último partido, en 1974. Con un taco, el punta mandó al descenso al Manchester United. Había estado 11 años en los Diablos Rojos y el gol condenatorio fue con la camiseta del Manchester City, el clásico rival. Se retiró tras aquel gol(pe) al corazón. Aun así el escocés es parte de la leyenda de Old Trafford. Hasta ayer tenía el privilegio de haber protagonizado el único pase directo entre ambos clubes. Carlos Tevez es el segundo en la historia en cambiar de vereda en la ciudad. Hubo otros, como Peter Schmeichel y Andy Cole, que también vistieron las dos casacas, pero no por salir de uno hacia el otro.

Como Law, Tevez llega libre del United. El pase lo vendió Kia Joorabchian en 25,5 millones de libras: al cambio de hoy, 41 millones de dólares, la cifra top por un argentino en el actual mercado europeo. Entre los argentos lo supera Crespo, por quien la Lazio en el 2.000 le pagó 51 millones de euros al Parma.

Carlitos generó mucho cariño entre los hinchas de los Red Devils. Cuando se presumía que dejaría el club, y tras ganar su segunda Premier League, hubo varias banderas por su continuidad. "Very difficult", declaró, aún dentro de la cancha. En la última temporada lo había postergado el búlgaro Berbatov. Ni la baja de Ronaldo lo entusiasmó a seguir. Es más, antes de oficializarse el pase, el técnico del United, Alex Ferguson, contó que le hizo una oferta formal en marzo y que con el Apache ya de vacaciones le mandó dos mensajes de texto y lo llamó dos veces para pedirle que continuara, pero Carlitos ni le contestó. "Creo que llegó a un acuerdo en enero", tiró Sir Alex. La realidad es que el City fue fuerte por el Apache tras caerse lo de Eto´o, la semana pasada.

El City tiene un mecenas. El árabe Mansour bin Zayed Al Nahayan, con una fortuna calculada por la revista Forbes de 4.900 millones de dólares y miembro de la familia real de los Emiratos. En septiembre pagó 300 palos por el 90% del club y en enero quiso llevarse a Kaká en 105 millones, pero el brasileño bajó la operación.

Kia le aseguró a Olé que la empresa MSI, que le compró el pase a Boca, ya no poseía relación con el jugador. "Carlitos tenía tres opciones iguales (una, del Chelsea), él quería seguir en Inglaterra. Le gustó el City porque es un equipo con mucha ambición", dijo. "Me quedo con tres momentos muy gratos. Cuando fue campeón del Brasileirao con el Corinthians (05), cuando solito salvó al West Ham del descenso (07) y cuando ganó la Champions con el United (08)". Y cerró: "Hice un negocio fenomenal".

Carlitos arribará hoy a Manchester. Ya está hecho un Ciudadano.

Comentá la nota