Otra mentira K con los jubilados

Otra mentira K con los jubilados
El 23 de diciembre terminó de pagarse el plus de fin de año a los jubilados y pensionados de la Anses. Pero el manejo discrecional de la caja por parte del Gobierno nacional hace que en la Provincia no se pueda cumplir con ese cronograma. Los pasivos bonaerenses recién cobrarían este beneficio a fines de enero.
La presidenta Cristina Kirchner anunció con bombos y platillos, a principios de mes, que los jubilados y pensionados de todo el país iban a cobrar un plus de entre 200 y 350 pesos, por única vez, por las fiestas de fin de año.

El cronograma de pago de ese beneficio terminó el pasado 23 de diciembre, pero las autoridades nacionales omitieron un detalle no menor: ¿qué pasará con los jubilados provinciales, que dependen de administraciones que arrastran un pesado déficit debido al reparto discrecional de recursos de la Casa Rosada?

Por lo pronto, en la provincia de Buenos Aires está confirmado que los jubilados y pensionados del Instituto de Previsión Social no recibirán ese beneficio en diciembre. Según pudo saber Hoy de fuentes de la administración provincial, los beneficiarios del IPS recién estarían cobrando el plus los últimos días de enero, con la liquidación correspondiente a dicho mes.

En total, serían unos 80 mil los jubilados y pensionados bonaerenses que cobran menos de 1.500 pesos, que estarían en condiciones de percibir este beneficio, de los cuales unos

42 mil tienen como único haber una pensión graciable de tan sólo 273 pesos mensuales.

El retraso en el pago del adicional se suma a medidas extremas que está adoptando el gobierno provincial para poder abonar sueldos a estatales y docentes, cuyo cronograma de pagos recién se difundió ayer.

Concretamente, además de limitar gastos en todas las reparticiones públicas, durante diciembre no se depositaron las retenciones sindicales a los gremios. Tampoco se le estarían liquidando las asignaciones familiares.

Gran parte de la crisis económico financiera hay que encontrarla en el hecho de que la Provincia recibe muchos menos fondos de los que en realidad debería tener, teniendo en cuenta que aloja en el Conurbano a más de 10 millones de habitantes con dramáticos cuadros de miseria y marginación social, alberga casi el 40 por ciento de la población y de la pobreza total del país, y aporta más del 35% del PBI nacional. Sin embargo, apenas recibe el 21% de los menguados fondos coparticipados. Y ni siquiera el Gobierno nacional cumple con ese 21%, dado que los fondos llegan a cuentagotas y a cambio de decisiones políticas que implican alinearse con las decisiones que se adoptan, entre cuatro paredes y en la soledad del matrimonio presidencial en la Quinta de Olivos.

Confirman cronograma de pagos a estatales bonaerenses

El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Arlía, confirmó ayer el cronograma de pago para los empleados estatales que se inicia el 4 de enero y concluye el 8 del mismo mes.

"Seguimos con la costumbre de pagar en término los salarios como lo hemos hecho todos los meses, pese a los pronósticos agoreros de aquellos que, lejos de la responsabilidad institucional que debería proveerles ciertas envestiduras, se dedican a generar miedo e incertidumbre en la gente; ya estamos mañana (por hoy) pagándole a los jubilados".

Arlía aseguró que "los dichos de algunos dirigentes de la oposición demuestran mucha ignorancia cuando, tan a ligera, pronostican fatalidades equivocadamente, basta con revisar la conducta del gobierno de la Provincia que, mes a mes, evidencia que están equivocados".

Comentá la nota