Otra medida en el Tribunal de Cuentas

NEUQUÉN (AN).- Los empleados del Tribunal de Cuentas volvieron a parar ayer por 24 horas, a la espera de una convocatoria del gobierno para discutir sobre el aumento de salarios que promueve la medida de fuerza desde hace 70 días.
Se trata de personal afiliado al gremio ATE, que reclama un aumento tal que implique acortar la brecha salarial que los separa de vocales (que ganan entre 16.000 y 24.000 pesos), cuyos sueldos están equiparados a los de los jueces de Paz.

El tribunal tiene paralizada todas sus actividades, lo que implica en una falta de control sobre las cuentas del Estado, ya que es el organismo encargado de hacerlo.

El gobierno sigue firme en su postura de no dar subas por seis meses. ATE, en el ámbito público, solicita un incremento del 30%, para todos los organismos del Estado, que el gobierno no concede argumentando las complicaciones financieras que atraviesa.

Anteayer el personal en conflicto ya había marchado al ministerio de Hacienda, de donde se fue con las manos vacías, ya que no fue recibido por funcionario alguno.

Comentá la nota