La Otra Lealtad

En su primera pulseada pública, el dasnevismo disidente mostró que tiene con que andar por la política, al cabo de su acto en Comodoro Rivadavia. "Vamos a tener un gobierno peronista en 2011", pronosticó el último de los oradores en el Gimnasio Municipal, Néstor Di Pierro. El madrynense Eliceche escuchaba.
Los organizadores le pusieron un número generoso al público. "Cinco mil personas, tanto como Das Neves y sin el aparato", se ufanó uno de los principales dirigentes del Nuevo Espacio Peronista al examinar el resultado de la movida.

Aunque esas cifras son incomprobables, lo cierto es que ni Norberto Yauhar, ni Javier Touriñán, ni Carlos Eliceche, salieron mal parados de la primera batalla de lo que se avizora como una interna muy disputada, en la carrera por la candidatura gubernamental por el PJ en el próximo turno electoral.

Es que de los seis municipios de primera categoría, tres se dieron cita en Comodoro. El precandidato Eliceche, de Puerto Madryn; su casi seguro compañero de fórmula, Rafael Williams, de Esquel; y el jefe comunal de Sarmiento, Ricardo Britapaja, que ansía terminar su carrera política en la Legislatura del Chubut.

Hubo, además de la convocatoria masiva, mucho "cotillón peronista", como lo definió el titular de los Camioneros, Jorge Taborda, el más duro crítico de los usos y costumbres del dasnevismo en su discurso.

En ese escnario, Di Pierro no le esquivó el bulto a la discusión generacional que planteó Das Neves desde Trelew.

"Ahora parece que nosotros somos la vieja militancia. Cada vez que hablo con una vieja compañero pongo en mi bolsillo una nueva enseñanza de vida. Los mayores con sus consejos nos enseñaron a caminar por la vida", le retrucó el ex-interventor de la Petrominera al Gobernador, cuando habló de ese tema.

"El peronismo no es cualquier cosa. El peronismo llega para que los dirigentes trabajen para el pueblo. Nosotros queremos debatir el peronismo. Vamos a tener un gobierno peronista en 2011. Quiero decirles a los que recién empiezan en la política que la obsecuencia y la persecución de algunos compañeros no está dentro de la buena política", reconvino o chicaneó después "El Tano".

Comentá la nota