Otra vez por incidentes quedó trunca una sesión del Concejo santotomeño

El viernes estaba previsto que se prorrogara el período ordinario para poder lograr un consenso que permita aprobar el presupuesto municipal 2010. Pero la sesión fue suspendida porque dicen que el bloque oficialista arremetió contra el resto de los ediles con agresiones verbales y amenazas. No habría más convocatorias hasta después del 10.
Si bien existen controversias entre los miembros del Concejo santotomeño, hace tiempo no se registraban incidentes que derivaran en la suspensión de una sesión tal como ocurrió el último viernes. El presidente del cuerpo aseguró que la convocatoria quedó trunca por injustificada agresiones verbales por parte de ediles oficialistas. Anticipó que por el tenso clima existente, recién se podría retomar la actividad legislativa luego del recambio de bancas.

"Como el 30 de noviembre ya termina el período ordinario y aún no se aprobó el Presupuesto Municipal para la nueva gestión se convocó a una sesión extraordinaria para ayer (viernes)", contó a El Litoral el presidente del Concejo, Alejandro Belsky. En tanto continuó explicando que "a los minutos que comenzó, la mayoría de los concejales oficialistas comenzaron a cuestionar la convocatoria a los gritos, con constantes agresiones verbales injustificadas".

Sobre esto, Belsky remarcó que "en lo personal creo que no es entendible la actitud que adoptaron y si bien no es la primera vez que pasamos por este tipo de situaciones, creo que ésta fue la peor".

Precisamente, ante la imposibilidad de lograr que algunos concejales de la bancada oficialista bajara el tono de voz y se sentarán, el presidente del cuerpo deliberativo decidió levantar la sesión y pidió colaboración a la policía para calmar los ánimos.

"La verdad es una lástima lo que ocurrió porque además estábamos en un proceso de dialogo con el intendente electo a fin de lograr que se modificaran algunos puntos del presupuesto para poder así obtener su aprobación de forma consensuada", destacó Belsky. Señalando en este punto que la oposición no está de acuerdo sólo con los artículos 4 y 5 que se refieren a la posibilidad de que el jefe comunal haga giros de partida sin previa autorización del Concejo.

"Es algo que no podemos aprobar porque está prohibido en la Carta Orgánica y es precisamente una de las cosas que denunciamos durante la gestión del actual intendente", indicó el presidente del Concejo.

Ante la consulta de este medio gráfico sobre qué pasaría con este tema, Belsky respondió que "creo que habrá que esperar hasta que asuman los nuevos concejales para volver a sesionar y definir la aprobación o no del presupuesto municipal". Es que de acuerdo a lo señalado por el concejal, si bien el oficialismo conservaría la cantidad de bancas que posee en la actualidad, quienes presuntamente habrían generado las agresiones en la sesión del viernes terminan su mandato el 10.

Dietas

Entre los cuestionamientos de la bancada oficialista estarían las dietas adeudadas. "Si ellos quieren accionar judicialmente no nos opondremos a eso porque nosotros tenemos pruebas que acreditan que con todos los fondos que ingresaban se iban pagando los sueldos de forma equitativa", remarcó el presidente del Concejo, Alejandro Belsky. En este sentido, recordó que "el retraso en el pago responde a que el presupuesto del Concejo era muy limitado al estar sujeto al tope del 4 % fijada tras la reforma constitucional". Tal es así que durante todo este año, el cuerpo deliberativo no logró superar la emergencia económica en la que está sumergida desde el año pasado.

Comentá la nota