Otra vez hubo un choque en cadena por el humo de una quema de pastizales

Otra vez hubo un choque en cadena por el humo de una quema de pastizales
El accidente, en la ruta 9 a la altura de Zárate, involucró a nueve vehículos y sólo por fortuna se registraron nada más que cin co heridos.
El humo provocado por las quemas intencionales de pastizales en el Delta volvió a afectar a bonaerenses y porteños, y a poner en peligro a quienes transitan por las rutas del norte de la provincia. Cinco personas resultaron heridas a causa de un choque en cadena en la ruta 9, a la altura de Zárate. También hubo incendios de campos en la zona de Mar del Plata, que obligaron a cerrar rutas.

Ayer, por una intensa cortina de humo que redujo la visibilidad, en la ruta 9 a la altura de Zárate se produjo un choque en cadena entre nueve automóviles y un camión de una empresa de correo privado. El 1° de enero, otro incendio de campos junto a la Autovía 2, en la zona de Abasto, había generado un choque en cadena, con cinco heridos.

El accidente de ayer ocurrió a las 14.45 en el kilómetro 82,200. Se cree que uno de los vehículos, que se dirigían por la autovía desde la Capital, frenó de golpe y produjo los otros choques. El último en detenerse fue el conductor del transporte privado. Según dijeron en la comisaría 1ª de Zárate, el camionero habría advertido la colisión y por eso redujo la velocidad a tiempo, con lo que el impacto fue mínimo. Hubo cinco heridos leves, y sólo uno quedó unas horas en observación en el hospital de Campana.

Según el Centro de Operaciones de Seguridad Vial provincial, la vía estuvo cortada durante más de una hora y los automovilistas tuvieron que utilizar una colectora. Después de las 16.30 sólo permaneció inhabilitado el carril lento en la mano de Capital a provincia, porque la mayoría de los vehículos chocados quedaron en la banquina.

Después del mediodía, también por una nube densa de humo, la Policía vial tuvo que desplegar un operativo especial sobre la Autovía 2, en el kilómetro 58 a la altura de Samborombón. En campos cercanos a la ruta se inició fuego para quemar pastizales. Los carriles de conducción lenta de ambas manos fueron cortados por precaución durante algunas horas para evitar accidentes. Recién cuando bomberos de la localidad platense de Lisandro Olmos apagaron el incendio, los carriles quedaron liberados.

También en la zona de Mar del Plata se registraron más de 20 focos desde las primeras horas del lunes. El fuego quemó 28 pozos de extracción de agua, y el suministro fue restringido en algunos barrios.

La Policía Vial cortó el tránsito en el kilómetro 386 de la ruta 2, donde está Aquasol. Durante más de tres horas también impidió el paso de vehículos en el Camino del Atlántico, que une la ruta 2 con Santa Clara.

Las quemas intencionales de pastizales en el Delta nunca fueron frenadas. Si bien los productores ganaderos siempre recurrieron a esta práctica —desaconsejada por el INTA en esa zona— para acelerar el crecimiento de nuevas pasturas naturales, el año pasado los fuegos se multiplicaron de a cientos, debido a una mayor carga ganadera sobre las islas.

La mayor cantidad de focos se registró en el sur de Entre Ríos, en especial durante el mes de abril. La escasa o nula visibilidad provocó varios accidentes de tránsito.

El 10 de abril se registraron 11 choques en cadena en la ruta 9, en sólo 35 kilómetros, con un saldo de cuatro muertos y 25 heridos. Pero no fueron los únicos accidentes, ni las únicas víctimas fatales (Ver "2008 fue el año...").

Las investigaciones judiciales no sirvieron para detener las quemas: los informes de las organizaciones ambientalistas, a partir de las imágenes satelitales, detectaron focos hasta diciembre pasado.

En setiembre, la Secretaría de Ambiente de la Nación —que no tiene poder de policía en las provincias— acordó, con los gobiernos de Entre Ríos, Buenos Aires y Santa Fe, la elaboración de un Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná. Pero hasta ahora no se ha implementado.

Sin controles ni políticas que corrijan las prácticas de producción, las quemas de pastizales continúan, y se agravan con la sequía y el calor del verano. "Los pastizales están ardiendo del lado de Campana, cerca del río Paraná Guazú", contó a Clarín el secretario de la Producción de la Municipalidad de San Fernando, Roberto Pereyra.

Comentá la nota