La otra gran deuda de la Nación

El intendente dijo que "falta que se apruebe la segunda etapa del Programa Rosario Hábitat 2 que implicaría la construcción de siete mil viviendas". Sumando las cinco mil que se construirían con el plan Federal de Viviendas II, del que aún no se tienen novedades, el número de casas a construir treparía a 12 mil.
El intendente Miguel Lifschitz dijo ayer que en Rosario unas "25 mil familias viven en condiciones precarias". Para paliar el importante déficit habitacional, el titular del Palacio de los Leones señaló que aprobándose la segunda etapa del Programa Rosario Hábitat 2, que está en una lista de espera junto a otros proyectos enviados al BID, y reactivando el Programa Federal de Viviendas II, podrían construirse unas 12 mil viviendas. "Se trata de un volumen de trabajo, una solución para miles de familias", apuntó Lifschitz. En este marco la directora del Servicio Público de la Vivienda, María Inés Capón, indicó a este diario que "hoy en la ciudad hay 105 asentamientos irregulares", y con la ejecución de la segunda etapa del Rosario Hábitat, que cuenta con un presupuesto de 112 millones de dólares, "se beneficiará a 7.500 familias". Por su parte, el diputado nacional del Frente Progresista, Fabián Peralta, dijo que no se giran los fondos para la construcción de viviendas en la provincia. "En el caso del Plan Federal de Viviendas II, Santa Fe no ha recibido un solo peso", afirmó.

La muerte de una niña de 7 años a raíz de un incendio en una precaria vivienda de Villa Banana (ver aparte) desnudó una vez más los problemas habitacionales que padecen miles de rosarinos. El intendente Lifschitz fue uno de los primeros en reconocer la situación. También explicó que buena parte del problema se solucionaría si la Nación cumpliera en girar los fondos para la construcción de nuevas viviendas.

En declaraciones radiales, Lifschitz sostuvo que unas "25 mil familias viven en condiciones precarias en Rosario. Con este número podemos ver el número de viviendas que se requieren en la ciudad". Luego, el intendente aseguró: "Falta que se apruebe la segunda etapa del Programa Rosario Hábitat 2 que implicaría la construcción de siete mil viviendas". Sumando las 5 mil que se construirían con el Plan Federal de Viviendas II, del que aún no se tienen novedades, el número de casas a construir treparía a 12 mil.

"Se trata de un volumen de trabajo, una solución para miles de familias", dijo Lifschitz, quien en su anterior visita a la Casa de Gobierno, en abril pasado, realizó gestiones para conseguir el financiamiento necesario para la segunda etapa del programa Rosario Hábitat y sólo restaba su incorporación al Presupuesto 2009 y a las partidas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En este sentido, la directora del Servicio Público de la Vivienda, dijo a este diario que "la segunda etapa del Plan, que beneficiará a 7.500 familias, de un presupuesto de 112 millones de dólares, está aprobada en el ministerio de Planificación, donde ingresó el expediente; técnicamente también está aprobado en Economía y Jefatura de Gabinete".

La funcionaria explicó que una vez aprobado, el expediente se envía junto a un listado de proyectos que se negocian con el BID, "y ahí es donde se le da prioridad a un proyecto u a otro para el presupuesto del año. En realidad, hoy no está priorizado dentro de los proyectos a ejecutar, está en una lista de espera a que lo financie la Nación".

Capón recordó que existen en Rosario 105 asentamientos irregulares donde viven 23 mil personas. La funcionaria señaló que con la primera etapa del Rosario Hábitat I, que está en ejecución, "se beneficiará a unas 5.600 familias de los barrios Molino Blanco, Villa Itatí y en La Cerámica. Estimamos que las viviendas estarán terminadas durante el transcurso de este año y el próximo".

Por su parte, el diputado Peralta señaló que "según la página web de la secretaría de Obras Públicas de la Nación, en el primer semestre del año se gastó el 75,32 por ciento del presupuesto asignado a Desarrollo Urbano y Vivienda, con lo que no somos optimistas en que se concrete el giro de fondos para la construcción de viviendas en Santa Fe".

De todas maneras, Peralta dijo que los planes federales de Viviendas I y II "iban a proporcionar a nuestra provincia un total de 32.500 viviendas. Hoy, a cinco años del lanzamiento del Federal I y a dos años del Federal II, estamos muy lejos de esta cifra. En caso del segundo, Santa Fe no ha recibido ni un solo peso". Por este motivo, el legislador del GEN presentó un pedido de informes en la Cámara baja para saber concretamente cuál es la situación del Plan Federal de Viviendas II.

Comentá la nota