Otra vez el Gobierno busca consenso social para sostener a Jaque

Otra vez el Gobierno busca consenso social para sostener a Jaque
El mandatario arranca rondas de consultas para crear el Consejo Económico y Social. La movida la impulsan varios ministros.
Mientras Celso Jaque analiza casi en soledad los cambios en su gobierno, que algunas fuentes apuntan que irían desde la fusión de ministerios hasta la salida de buena parte del gabinete, el oficialismo busca apoyar la débil gobernabilidad actual en vigorosos acuerdos intersectoriales a fin de fijar políticas públicas para los próximos dos años y dar más oxígeno a un gobierno que pasa por su peor momento.

La idea no es nueva y consiste en recrear el Consejo Económico y Social nacional a escala mendocina. Luego de la visita (en agosto) del obispo Jorge Casaretto -quien denunció que la pobreza en la Argentina es del 40%- y la reunión que éste mantuvo en la Casa de Gobierno con empresarios, sindicalistas y políticos, la iniciativa tomó más fuerza. Ahora quieren ponerla en marcha.

Detrás de todo esto está la intención de algunos ministros de Jaque de abrir la decisión a más sectores, ya que hoy sólo tres funcionarios y el Gobernador resuelven todas las políticas y esto crispa los ánimos del justicialismo y también de la oposición que no ven resultados de gestión y una anomia cada vez más marcada.

Este nuevo llamado al consenso se da al mismo tiempo que la convocatoria del Vicepresidente Julio Cobos a "un gran acuerdo nacional" como el que los españoles realizaron durante la transición democrática, que se denominó Pacto de la Moncloa. Se trata de una coincidencia, pero garantizaría a Jaque que la principal fuerza de la oposición mendocina, el Frente Cívico y Social, acepte participar de la movida.

Así, entre hoy y mañana el ministro de Gobierno, Mario Adaro, y Jaque terminarán de definir la agenda de encuentros y se espera que esta misma semana el mandatario reciba a cámaras empresarias, sindicatos y posiblemente a legisladores nacionales.

"No queremos que sea una gran foto, a fines de octubre, cuando comience a funcionar el Consejo Económico y Social", se atajó Adaro en diálogo con Los Andes.

La intención es que durante este mes el mandatario reciba a todos los sectores que serán parte del Consejo, incluyendo a la oposición política, para diseñar una agenda de prioridades que permitan llegar a fin de octubre con gran consenso. Entre los distintos grupos estarán las universidades, las iglesias, las cámaras empresarias e industriales y los principales sindicatos.

La movida craneada por algunos hombres del Gobierno, como Adaro; el secretario de Medio Ambiente, Guillermo Carmona; la ministra de Desarrollo Humano, Silvia Ruggeri y el titular de Producción, Raúl Mercau, tiene el visto bueno del Gobernador, quien se ha mostrado permeable a discutir y analizar la crisis que sufre su gestión.

Sin embargo, queda la duda de si Jaque, además de escuchar a las voces más representativas de Mendoza, cambiará la actitud y se abrirá a la toma de decisiones.

Mala racha

Las últimas semanas han sido especialmente difíciles para el Gobierno provincial. El viernes renunció una de las funcionarias con mejor imagen que tenía Jaque, la secretaria de Deportes, Beatriz Barbera. Se fue cansada de "quienes tiran para atrás" y peleada con el hombre más poderoso del Gobierno, el secretario general Alejandro Cazabán, y también enemistada con el mejor amigo de Jaque, el súper asesor Raúl Leiva, quien la involucró en el escándalo del subsidio al show de Los Fabulosos Cadillacs.

La semana que pasó dejó como saldo un nuevo escándalo: la familia política de Jaque está acusada de truchar una patente de una fábrica de tomates sanrafaelina para vender ese producto en un supermercado de Neuquén. A esto hay que sumar las salidas conflictivas de los directores de la Dinaf, David Funes, y de Fiscalización y Control, Alfredo Caballero, ambos envueltos en denuncias oscuras.

Como si fuera poco, el jueves el vicegobernador Cristian Racconto salió a marcar por escrito -en una carta publicada por Los Andes- las profundas diferencias que tiene con Jaque por la falta de reacción y "timming" para resolver los cada vez más inocultables problemas internos.

Pese a un presente conflictivo, no está del todo claro si los cambios que muchos consideran urgentes serán ejecutados a la brevedad por el Gobernador. Sucede que varios funcionarios creen que la prensa está apuntando con ferocidad contra el Ejecutivo por la pelea nacional del kirchnerismo y los medios por la nueva Ley de Servicios Audiovisuales y, en este escenario, aconsejan a Jaque no cambiar nada.

Comentá la nota