Otra erupción en el volcán Llaima

Se registró poco después de las 21 del viernes. Está activada toda la red de emergencia en la zona sur de Chile. Por ahora no hay efectos para el lado argentino.

Pasadas las 21 del viernes, el Volcán Llaima, ubicado en la zona oriente de la comuna de Vilcún, en Chile, comenzó un visible proceso de reactivación, lo que obligó a activar los comités de emergencia comunal y regional.

La primera voz de alerta la dieron los propios vecinos de Cherquenco, localidad más cercana al macizo, quienes comenzaron a ver una luz resplandeciente de color naranja en la cima, y sintieron una serie de movimientos telúricos, hechos que fueron confirmados después oficialmente.

El alcalde de Vilcún, Patricio Villanueva, dijo que la actividad del volcán era visible a gran distancia desde el mismo momento en que se hizo notar su actividad; "por eso, avisamos rápidamente a las autoridades para que se activaran los comités de emergencia".

Agregó que en lo inmediato, se tomó contacto con los empresarios dueños del centro de esquí Las Araucarias, que se ubica en una de las laderas del volcán, de manera que alertaran a su docena de trabajadores para que mantuvieran alertas, aunque declinó hablar de que existiera obligación de evacuarlos.

Según explicó este sábado el vulcanólogo de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Juan Cayupi, quien se encuentra en el lugar, pasada la medianoche se despejó la zona, lo que permitió observar las dimensiones de la actividad volcánica, registrándose "explosiones constantes". Además, dijo que estaba cayendo ceniza en el Parque Conguillío.

Cayupi agregó que "se están tomando todas las medidas necesarias de monitoreo", para resguardar, si fuese necesario, a sectores como Meipeuco y Captrén, los cuales son más vulnerables debido a su cercanía al Llaima. El experto añadió que aunque los comités de emergencia comunales ya estaban trabajando, aún no era necesario decretar evacuaciones en las comunas.

Otro de los estamentos que inmediatamente se puso en actividad, fue el Cuerpo de Bomberos de Cherquenco, los que dispusieron que voluntarios permanentemente estuvieran observando y midiendo los niveles del agua del río, que es uno de los principales indicadores de la presencia de lava que estuviera arrojando el volcán.

El Llaima retomó su actividad con fuerza el 1 de enero de 2008, y luego de permanecer con movimiento y lanzamiento de lava un par de semanas declinó en su actuar. Sin embargo, a mediados del año, retomó su mayor actividad eruptiva, obligando incluso a declarar algunos sectores en Alerta Roja, hasta que bajó en intensidad luego de unas semanas.

El volcán ha sufrido 44 erupciones desde 1862 y una periodicidad eruptiva media de tres a cuatro años. El Llaima es considerado uno de los tres volcanes más activos de Sudamérica.

Comentá la nota