Otra denuncia penal agrava la situación de Medifam en la justicia

Arco acusa a la prestadora de medicina por el presunto delito de estafa y de un eventual delito contra la salud pública por no prestar servicios comprometidos. Y ahora, pide investigar si existió otro delito vinculado al otorgamiento de préstamos a sus afiliados: ‘usura’.
Para Ruben Cejas Mariño, titular de la empresa, las acusaciones "son falsas" y se tratan de un "intento de extorsión".

La Asociación Riojana del Consumidor -Arco- presentó ante el Juzgado de Instrucción de turno, la tercera denuncia penal contra el médico Ruben Cejas Mariño y toda la comisón directiva de la empresa Medifam.

Arco acusa a Medifam por el presunto delito de estafa, tipificado en el Código Penal en su Articúlo 172º, como asi tambien el delito contra la salud pública dado a la gran cantidad de agentes estatales afectados.

La entidad informó que la semana entrante se hará efectiva la presentación de una denuncia penal más, pero ya tipificada penalmente por el delito de "usura, debido a los intereses aplicados a los créditos otorgados con una tasa anual que supera el 123% anual, cuando la tasa comun aplicada por los bancos rondaria por el 30% anual".

Asimismo Arco dará a conocer el estado de las denuncias presentadas y todos los aspectos legales y tecnicos de las mismas a través de una conferencia brindada para tal fin con la participación del abogado Ruben Blanco, estudio jurídico que patrocina a la Arco.

Según Arco, Medifam no prestaba los servicios médicos por los cuales descontaba a los empleados públicos afiliados una cuota mensual de 20 pesos y, además, intermediaba con una financiera para otorgar créditos y ‘prestaba’ su código de descuento en el Estado para asegurar la recuperación de los préstamos.

Las denuncias son "falsas"

Consultado este viernes por el diario local Nueva Rioja, Rubén Cejas Mariño afirmó que las denuncias contra Medifam son "falsas" y que se trata de una "jugada de Arco".

Asimismo, indicó que lo abordó un abogado, de quien no dio el nombre, que le pidió 20 mil pesos de honorarios para "arreglar" la situación. El médico aseguró que se trata de un "intento de extorsión" en su contra y que tiene grabada esa conversación con el letrado, que está en poder de un escribano.

Respecto de la denuncia de Arco, sostuvo que se trata de una sola persona que asistió con escribano público a la sede de la empresa y que no habló con él personalmente. También indicó que las denuncias ante la Justicia las deben hacer los afectados y que, por lo tanto, mal se podría hablar de miles de personas supuestamente estafadas, si hubo sólo una que se dirigió ante la empresa.

Cejas Mariño advirtió que se reserva el derecho de iniciar acciones legales por injurias.

Comentá la nota