Otra denuncia contra Bravo

El intendente de 25 de Mayo David Bravo, sumó otra denuncia: ya está formalmente imputado en la Justicia del delito de "abuso de poder", el mismo que le costó la intervención al ex jefe comunal santarroseño Juan Carlos Tierno.
El planteo formal en Tribunales de General Acha lo hicieron los concejales de la oposición, ante la unilateral decisión del intendente de no pagarles los sueldos a los ediles, tal como informó El Diario, con la excusa de que no van a trabajar.

Este es un capítulo más de una historia de convulsiones políticas que incluyen episodios tragicómicos, acusaciones y contradenuncias. La gestión de Bravo generó múltiples y sonados conflictos, que en algunos momentos demandaron de la intervención del gobierno provincial. La relación entre Bravo, un vernista de siempre, y los concejales de la oposición a esta altura parece no tener retorno.

El contraataque del jefe comunal es muy en su estilo: públicamente hace rato que no habla con los medios –a excepción de la Radio Municipal que le responde fielmente– y además hizo un llamado a sesión extraordinaria para mañana, con la idea de tratar el presupuesto y la ordenanza tarifaria.

A fines del año pasado el intendente intentó aprobar un sensible aumento de las tasas. Mañana la oposición no asistirá a la sesión. "La lógica de Bravo es que somos el enemigo total. No hay voluntad de consensuar, estamos bajo un régimen autoritario. Estamos ante una curva final", dijo Miriam González.

Además de González la denuncia fue formalizada por Alejandro Ortega (Partido Justicialista) Jésica Suárez (Movimiento Popular Veinticinqueño), Darío Jiménez (Ffrente Para la Victoria) y Angel López (Frente Para la Victoria). La acción de amparo se radicó el viernes pasado.

El planteo es para que la Justicia determine si la decisión de Bravo de no pagar los sueldos constituye efectivamente un abuso de poder. La concejala González consideró que se trataba de "una extorsión política, un juego perverso. No hay justificativo para que no pague".

La edil protestó porque además a los concejales se les siguen descontando tarjetas de crédito o pagos debitados. Además insistió en que "nosotros estamos trabajando" pero son los oficialistas los que no van al Concejo y los funcionarios del ejecutivo los que no explican el porqué del aumento que tienen planeado.

Comentá la nota