La otra causa judicial

Aunque ya estaría llegando a su término la suspensión de la intendenta Mónica Hernández de su cargo, tiene en su contra otra causa judicial que está lejos de resolverse todavía.
Es aquella en la que se investiga el destino de los recursos de las regalías mineras que realizó Hernández durante su gestión y que, de hecho, tuvo severas objeciones de parte del Tribunal de Cuentas.

Aunque el fiscal de Santa María, Marcelo González, la imputó por los delitos de malversación de caudales públicos y estafa en concurso real aún no pudo indagarla. En la primera citación, el defensor de Hernández pidió una prórroga y ayer, que había sido citada por segunda vez, la defensa recursó al fiscal de la causa y a su secretario bajo distintos argumentos.

Habrá que esperar a que la Cámara de Apelaciones resuelva en relación a la recusación de los investigadores para ver cómo sigue este capítulo judicial.

Comentá la nota