La otra cara de los anuncios K: 3.800 tambos menos

Es la cifra que manejan los productores de la cuenca lechera más importante del país.
La producción lechera "necesita un precio razonable para producir, vivir e invertir, y un conjunto de reglas de juego que otorguen previsibilidad a la actividad", dijo Gustavo Colombero, presidente de la Federación de Centros de Tamberos. El dirigente calculó que por falta de esas condiciones se han cerrado 3.800 tambos en la cuenca que conforman las provincias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos.

Con ese reclamo, Colombero salió al cruce del último anuncio del Gobierno Nacional en materia agropecuaria. El lunes, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo pública una rebaja en las retenciones al trigo y al maíz, pero nada dijo para el sector lácteo.

"Se intenta confundir a la opinión pública diciendo «No sé qué piden estos señores si estamos anunciando un montón de cosas», pero en el tema lechero puntual no se ha anunciado nada", disparó Colombero, en declaraciones a LT10, de Santa Fe.

Los tamberos también denuncian que los acuerdos de precio firmados en el año no se cumplen. "Teníamos la expectativa de cobrar el peso que se necesita para seguir produciendo, pero hoy estamos lejos de eso. Nos están pagando entre 70 y 80 centavos, según la empresa y el volumen de entrega, con tendencia fuerte a la baja. Es una contradicción porque en las góndolas el precio de la leche sigue subiendo", comparó el dirigente lechero, quien vaticinó "a este paso, va a faltar leche".

La falta de una política lechera, interpretó Colombero, "hacen que desaparezcan los tambos y a concentrar cada vez más la producción en menos manos".

Comentá la nota