Otra buena jornada de los argentinos en el US Open

Otra buena jornada de los argentinos en el US Open
Los argentinos sumaron tres nuevas alegrías en Nueva York, donde Máximo González, Horacio Zeballos y la única representante en la rama femenina, Gisela Dulko, se aseguraron el pase a segunda ronda del US Open de tenis. El único traspié en la jornada estuvo protagonizado por Juan Pablo Brzezicki.
Ya habían debutado con éxito Juan Ignacio Chela y Leonardo Mayer, mientras que la principal carta argentina en el torneo, el N° 6 del mundo Juan Martín del Potro, hará su presentación mañana ante el otro tandilense y amigo Juan Mónaco.

Tras dos primeros sets flojísimos, el argentino Máximo González dio vuelta su partido ante el eslovaco Karol Beck en la cancha 16 del complejo de Flushing Meadows. González, 79° del ranking, se impuso finalmente por 2-6, 1-6, 6-1, 6-4 y 6-3, después de una doble falta de Beck y de tres horas y diez minutos de juego. "No importa cómo se gana, cuando se gana así tras haber luchado te da mucha confianza", afirmó el tensita argentino. "Me demostré a mí mismo que puedo ganar partidos sobre cemento", agregó.

González explicó que Beck estuvo "muy sólido" en los dos primeros sets, pero luego le "encontró" la vuelta al partido al cambiar de ritmo, apelando a diferente clases de golpes. "Entonces él se cansó". Ahora el argentino, que en su única aparición previa en el US Open, en 2008, había quedado eliminado en el debut, jugará segunda ronda ante el local Jesse Witten, proveniente de la fase de clasificación y verdugo del ruso Igor Andreev por 6-4, 6-0 y 6-2. Oriundo de la ciudad de Tandil, al igual que Del Potro y Mónaco, González admitió que mañana estará sentado del lado de ese último, ya que es su "gran amigo" en el circuito.

Por su parte, en un largo partido -de casi tres horas de duración- entre dos jugadores provenientes de la clasificación, Zeballos, 76° del escalafón de la ATP, batió al alemán Michael Berrer (120°) por 6-3, 7-6 (9-7), 3-6 y 6-0. "Es una satisfacción muy grande ganar en mi primera presentación en el cuadro principal de un Grand Slam", dijo Zeballos, quien jugará ante el checo Thomas Berdych por un lugar en tercera ronda. "Con Berdych todo es posible. No es el rival que deseaba, pero voy a dejar todo", argumentó el argentino.

Brzezicki se convirtió por su parte en el segundo argentino en despedirse del certamen, tras la eliminación el lunes de Martín Vassallo Argüello. En otro choque entre ganadores de la qualy, el australiano Carsten Ball, 155° del mundo, se impuso a Brzezcki (188°) por 7-6 (7-5), 6-3 y 6-4, en apenas una hora y 49 minutos de juego.

En la rama femenina, la única representante argentina, Gisela Dulko, 40° del mundo, venció a la N° 41, la rusa Ekaterina Makarova, por 6-3, 5-7 y 6-4, y jugará en segunda ronda con la ucraniana Alona Bondarenko, quien superó a la también rusa Alla Kudryavtseva por 3-6, 6-3 y 6-2.

Además del plato fuerte del choque Del Potro-Mónaco -se medirán en el estadio Louis Armstrong, el segundo en importancia en Flushing Meadows, en el segundo turno-, el programa de mañana de primera ronda incluye el enfrentamiento del argentino José Acasuso con el brasileño Marcos Daniel.

Ya con un cupo en la tercera ronda en juego, en el estadio Grandstand, se enfrentarán mañana Juan Ignacio Chela con el australiano Lleyton Hewitt, en un choque con historia, tras un altercado protagonizado por ambos en el Abierto de Australia 2005.

Comentá la nota