Otra vez al borde del quiebre.

Ocho de los diez equipos amenazan con realizar un torneo paralelo en 2010 si no se logra el acuerdo con la FIA.
Si alguna vez un campeonato paralelo amenazó con ser una salida política para la Fórmula 1, ahora aparece como una solución casi indispensable para superar los conflictos entre la Federación Internacional del Automóvil y la asociación de equipos. Eso, al menos, se desprende después de la conclusión a la que llegó John Howett, vicepresidente de la Formule One Team Association (FOTA) ayer, en esta ciudad, y que nadie se atrevió a rebatir. Así, la posibilidad de realizar un segundo Mundial en 2010, ensombreció la actividad del GP de Turquía, que se correrá mañana.

"Un torneo alternativo sería una solución si es que no se supera el actual conflicto. No queremos el choque, pero necesitamos ser escuchados. Estudiar la posibilidad de realizar otro campeonato resulta una opción indispensable", afirmó Howett.

Por primera vez en forma explícita, en declaraciones a la BBC, Howett se refirió a la posibilidad de armar un certamen en oposición al de la FIA. Desde hace unos meses, la FOTA y la FIA, ésta presidida por Max Mosley, están enfrentadas por los cambios que el dirigente inglés pretende instrumentar a partir del año que viene, con más bajos presupuestos (44 millones de euros) y ventajas deportivas para quienes adhieran a la limitación. La amenaza de Howett fue respaldada más tarde por un comunicado que firmaban ocho de los diez equipos del actual torneo.

"El tiempo apremia y estamos a pocos días del 12 de junio", recordó Howett, en relación con la fecha concedida por la FOTA para la forma del nuevo Pacto de la Concordia, convenio que regula las relaciones entre las entidades en pugna.

"Si no somos escuchados, la inscripción bajo reserva que efectuamos para 2010 perdería validez", agregó Howett, que tiene los números de su lado, ya que únicamente las escuderías Williams y Force India se inscribieron sin objeciones, aceptando las condiciones de Mosley; no así el resto, que el 29 de mayo se anotó con reservas.

"Se está viviendo una situación particularmente grave", dijo Stefano Domenicali, jefe de Ferrari, y aseguró que su equipo seguirá en carrera, pero "protegiendo los valores del deporte automovilístico". Entre los pilotos, el brasileño Felipe Massa atacó a Mosley ("No dice cosas justas") y el español Fernando Alonso dijo que la F.1 que se quiere imponer "carece de interés".

* En la pista, lo mejor lo hizo el finés Kovalainen

El finlandés Heikki Kovalainen (McLaren) dominó los ensayos en Estambul, con 1m28s841/1000; hoy se realizará la clasificación para la 7a fecha, el GP de Turquía. La prueba se largará mañana, a las 9 de la Argentina.

Comentá la nota