Otra acusación presidencial falsa

Por: Ricardo Roa.

La Presidenta denunció a los cuatro vientos que fue censurada por el Grupo Clarín. De tanto agitarlo, el tema cansa. Pero semejante imputación no puede ser pasada por alto.

Cristina Kirchner dijo que sus afirmaciones sobre una causa contra directivos de este diario por lavado de dinero fueron ocultadas. Cualquiera que leyó la edición del jueves pasado sabe que no es así: esos dichos se reproducen textualmente en la página 8. Allí también se explica que esa acusación es totalmente infundada y se basa en una operación judicial de un ex empleado del banco JPMorgan procesado en EE. UU.

La Presidenta habló expresamente de TN, que pasó completa y en directo la conferencia de prensa. Fue imposible que ella se viese a sí misma. Conclusión obvia: le informaron mal. Y por esas cosas del Fútbol para Todos, fue Canal 7 el que no emitió ese tramo de la conferencia. A esa hora pasó a transmitir Gimnasia-Estudiantes, justo cuando el periodista de Clarín Guido Braslavsky preguntaba sobre la compra de US$ 2 millones que hizo Kirchner en 2008.

Si no vio entonces TN, Cristina pudo verlo ayer porque el canal repitió sus declaraciones. Lo que no hubo fue una rectificación. Quizá porque una cosa así no figura en el manual K.

Pasan otras cosas y más importantes en la agenda informativa. Por ejemplo: la reiteración de mensajes oficiales garantizando que no habrá corrida cambiaria. Ayer se sumó el ministro del Interior. Si el problema no existe ¿por qué menearlo tanto?

Y otro tema: la manipulación de las estadísticas. Antes de estar en el Nación y ahora en el Central, Marcó del Pont decía que el INDEC "debe recuperar credibilidad". Seguro que ya no dirá algo así, aunque siga pensándolo.

Comentá la nota