Otorgan la suba del 15,5% y un adicional de $ 150

Tal como lo adelantó LA GACETA, la recomposición salarial representa para el Estado un costo de $ 250 por cada empleado público. El acuerdo alcanza a los trabajadores de las comunas. Los municipios, en cambio, tendrán que adherir a la disposición
Al terminar la reunión en la que se acordó el aumento salarial estatal, había tanta gente en el despacho del Ministerio de Gobierno que el dirigente Julio Ocaranza (ATE) se sentó en el sillón del ministro Edmundo Jiménez, mientras el resto de los sindicalistas firmaba el acta-acuerdo. En ese momento, el ministro (vestía la corbata que usa como cábala cada vez que debe cerrar negociaciones) volvió hacia su escritorio, pasó por el medio de la maraña de periodistas, y se encontró con Ocaranza sentado en su sillón. "Vengo a cuidar mi lugar", le dijo Jiménez. "No se preocupe ministro... yo le estaba cuidando el sillón; aquí se lo entrego calentito", respondió sonriente el sindicalista.

Ese clima de distención se vivía ayer en la Casa de Gobierno tras la aceptación de los gremios estatales a la propuesta oficial de otorgar una suba del 15,56% en el básico del personal de la administración pública. Además, el Gobierno otorgará una suma no remunerativa y no bonificable de $ 150 a cada empleado. El aumento de los haberes representa un costo final para el Gobierno de $ 250 por cada empleado público, tal como lo había adelantado LA GACETA en la edición de ayer.

Los docentes y los agentes de la Policía provincial quedaron fuera de este pacto salarial. Los maestros habían acordado sus haberes antes del inicio de las clases, pero los policías todavía esperan una retribución mayor.

Las pautas

El acta establece que los municipios de la capital y del interior están invitados a adherir a la recomposición de haberes. Paralelamente, quedó establecido que las comunas rurales sí están comprendidas por el acuerdo dado que la liquidación de los haberes para sus empleados corre por cuenta de la administración centralizada.

El ministro Jiménez detalló que el beneficio salarial incluye algunas reparticiones descentralizadas como los entes de Turismo y el de Cultura, entre otros. "Después de muchas reuniones y de una ardua tarea, pudimos conformar un acuerdo como lo fijó la Nación y además la Provincia dará un adicional de $ 150 a los empleados públicos", explicó Jiménez.

"El aumento rige desde junio -dijo el ministro-; incluso será incorporado al medio aguinaldo y se acordó que se aplicará sobre el bruto -detalló-, no sobre el básico, como se hizo en ocasiones anteriores".

Un poco de satisfacción

El dirigente Martín Rodríguez (CTA) se expresó conforme con el acuerdo alcanzado. "En función de las expectativas que había en un principio, cuando el Gobierno decía que no había plata, deberíamos estar conformes porque se consiguieron $ 250 por agente y donde cada sector decidirá cómo se aplicará esa cifra en la estructura salarial", afirmó. También Rodríguez resaltó el pago del adicional. "Habrá una suma adicional ($ 150), porque el Gobierno entendió que había que aplicar el sentido común y no la letra y los números fríos, porque sino esto iba a ser un caos", dijo.

El referente de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), Luis Albornoz, por su parte, también se manifestó satisfecho con el convenio. "Siempre vamos a insistir desde UPCN, que no es suficiente, pero de todos modos creemos que es lo mejor que se puede dar en este momento; por eso estamos conformes", manifestó.

Comentá la nota