Otorgan prisión domiciliaria al ex general Luciano Menéndez

Fue condenado a perpetua en julio. Pero la sentencia aún no está firme.
La Cámara Nacional de Casación le otorgó el beneficio de prisión domiciliaria al ex jefe del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, y a otros dos represores de la dictadura, Carlos Alberto Vega y Luis Manzanelli, quienes están presos en la cárcel cordobesa de Bouwer desde el 24 de julio pasado, cuando fueron condenados por crímenes de lesa humanidad.

La decisión se basó en que la sentencia todavía no está en firme, y tuvo su primer beneficiario el 21 de abril cuando otro de los ex militares condenados en la misma causa, Hermes Oscar Rodríguez, fue autorizado a volver su casa en Mendoza.

El fallo provocó una ola de repudios de parte de organismos de derechos humanos, de miembros del Poder Judicial y del gobierno provincial.

La medida entrará en vigencia luego de que los jueces del Tribunal Oral Federal Nº1, Jaime Díaz Gavier y Vicente Muscará, quienes condenador a Menéndez y a los otros represores, analicen en qué situación procesal está cada uno en relación a causas previas.

Menéndez, de 81 años, fue el jefe del Tercer Cuerpo de Ejército desde 1976 a 1979, y el principal responsable de los campos de concentración del centro y norte del país durante la última dictadura militar. Fue condenado a cadena perpetua junto a otros siete represores en la causa "Brandalisis".

En un comunicado desde el gobierno provincial, el secretario de Derechos Humanos, Raúl Sánchez, afirmó: "El beneficio de la prisión domiciliaria no debe contemplar a los delitos de lesa humanidad". Y agregó: "Este tipo de decisiones son emanadas desde una Cámara que es paradigma del resabio judicial vinculada a la última y sangrienta dictadura militar".

Las críticas le apuntaron directamente a los jueces Eduardo Rafael Riggi, Guillermo José Tragant y Angela Esther Ledesma, quienes resolvieron "devolver a su estado de prisión domiciliaria a Luciano Benjamín Menéndez".

La fiscal del caso, Graciela López de Filoñuk, consideró "un despropósito" lo resuelto por Casación. "Es una paradoja, en el país hay miles de presos por delitos comunes sin sentencia firme y siguen en la cárcel. Y a éstos, que fueron condenados por delitos de lesa humanidad los devuelven a sus domicilios", le dijo a Clarín.

Y destacó que "en la causa Etchecolatz, la propia Corte Suprema afirmó que tratándose de crímenes de lesa humanidad, no corre la edad y deben cumplir la condena en prisión".

¿Es esto definitivo, o existe alguna vía judicial que pueda impedir que retornen a sus casas?

Mire, lo único que queda para que esta gente siga cumpliendo su prisión en la cárcel, es que los fiscales de la Casación interpongan recursos ante la Corte Suprema de Justicia y traben así la salida de estos reos. Pero también es necesario que esos jueces revisen la sentencia que los condenó, porque una vez que lo hagan deberán devolverlos a Bouwer.

La fiscal alertó además sobre "los riesgos" de la prisión domiliciaria. "No tendrán vigilancia. Si quieren pueden fugarse y no asistir a otros juicios que tienen pendientes", afirmó López de Filoñuk.

Comentá la nota