OSSE acusa a Arquitectura por los daños en el Parque

"El camión regador de Parque de Mayo es el que debe haber roto las cañerías de los aspersores y el sistema de cableado", dijo ayer Adrián Cuevas, presidente de OSSE.
Y agregó que "la empresa Perfil, que cambió los caños de las cloacas allí, entregó todo en perfecto estado hace 50 días". El enojo del funcionario deriva de los dichos de Roberto García, director de Obras de la Dirección de Arquitectura provincial, y de su personal. García dijo anteayer a DIARIO DE CUYO que la empresa constructora que fue contratada por OSSE para la obra cloacal "hizo un desastre". Esto es, dijo, porque "con sus máquinas rompió cables y cañerías subterráneos, y no las reparó aunque le correspondía. Por eso lo hacemos nosotros".

"Estoy muy enojado con lo que dijeron desde Arquitectura. Lo único que falta por reponer en el Parque es un banquito que la empresa va a reubicar en estos días", aseguró ayer Cuevas, para agregar que "lo demás que dañó, lo reparó como corresponde y manifiesta cualquier contrato".

El funcionario también contradijo a García al decir que "personal de la institución que dirijo y que controla la obra me confirmó que en ningún momento entró algún camión con tierra para rellenar las zonas de las zanjas que ya había llenado la empresa". Es que desde Arquitectura, encargada del mantenimiento del pulmón verde de San Juan, dijeron que cuando regaban donde estuvieron las zanjas, la tierra se hundía y tuvieron que llevar 7 camionadas para emparejar el terreno. "No se puede dejar de compactar un sector por donde pasa un tubo cloacal tan importante", enfatizó Cuevas. Y sumó que "inclusive de los ensayos de compactación participó gente de la Universidad Nacional de San Juan".

Por otra parte, Cuevas cuestionó el accionar del funcionario de Arquitectura. "Si en algún momento García hubiera encontrado algún problema en los trabajos de la compañía Perfil, debería haberse comunicado con el inspector de OSSE a cargo de los trabajos y nosotros hubiéramos actuado en consecuencia, pero él nunca avisó nada. Y como la obra no está terminada, está en los últimos detalles, debe proceder de ese modo ante cualquier deficiencia que observe", concluyó.

Comentá la nota