Osimani se ilusiona con Peñarol: “La fe sigue intacta”

Osimani se ilusiona con Peñarol: “La fe sigue intacta”

El uruguayo, figura en el clásico ante Quilmes, valoró la consistencia que recuperó el equipo: "Se demostró que estamos vivos de nuevo".

Martín Osimani fue el dueño del clásico del último sábado. El uruguayo de Peñarol hizo todo bien ante Quilmes. En su posición de base natural, manejó los tiempos, defendió bien a Walter Baxley cuando se lo pidieron y terminó con 21 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias.  Con esa producción, fue la figura del equipo de Fernando Rivero, que recuperó buena parte de sus atributos colectivos y se ilusiona con pelear por retener el título en la Liga Nacional de Básquet.

Líder por naturaleza, el uruguayo se debía una actuación así en el clásico. En el anterior duelo ante Quilmes, no había podido ayudar al equipo. Su aporte había sido escaso, con la atenuante de haberse incorporado al plantel un día antes del partido.  “Por suerte salimos muy enfocados, el equipo sentía la necesidad de tener un partido así. Sabíamos que estábamos un poco en deuda con la gente y que necesitábamos terminar de la mejor manera para encarar bien los playoffs. Estoy contento porque se mostró ese carácter y ese enfoque”, le dijo el “Oso” a 10 Ahora.

-¿Esa producción colectiva tuvo relación directa con que el rival sea Quilmes o creés que ante Argentino de Junín ya habían encontrado parte del juego?

-En Junín ya habíamos mostrado una concentración mucho mayor a la que veníamos teniendo en la ruta. La concentración defensiva nos ayuda mucho a jugar más tranquilos en ataque, recuperar a Leo (Gutiérrez) también nos abre la cancha muchísimo y nos hace la rotación más larga. Igualmente, los clásicos son especiales y eso también juega.

-¿Cómo vivieron ustedes como grupo esos momentos adversos que pasaron en las últimas semanas?

-Tratando de mantenernos juntos. Esa es la única forma de navegar esas situaciones. Sabíamos que había muchos partidos, mucho cansancio, que había un drenaje importante desde lo mental en el equipo y que tuvimos un par de lesiones que nos tiraron el ánimo abajo. Pero lo bueno es que es un equipo con mucha experiencia y que ha sabido navegar esas cosas. Se demostró que estamos vivos de nuevo y vamos a pelear en playoffs.

-¿Creés que le mandaron un mensaje al resto de los equipos con el nivel que mostraron en los dos últimos partidos?

-Peñarol siempre se prepara para pelear por el título y la fe que tenemos en estos jugadores sigue estando intacta. No sé qué pensarán los de afuera, pero para nosotros esto era importante para encontrar el juego. Sabíamos que si encontrábamos esa consistencia le íbamos a pelear a todos. Para nuestra salud, para nuestra tranquilidad y para el trabajo diario del grupo, conseguir eso era importante. Pero la duda nunca estuvo: sabíamos que si este equipo encontraba el ritmo, estaba para cosas buenas.

-Se notó que disfrutaste el clásico, que dominaste la escena…

-Sí, creo que cuando salgo desde la base y jugamos en nuestras posiciones naturales, con Adrián y con Franco, podemos jugar en nuestros lugares más naturales y se nota que fluye mejor el equipo. Personalmente, quería tener un buen partido. Había jugado el clásico anterior, en el que había tenido sólo un día previo para trabajar y me había ido con un mal sabor por la imagen que había dejado tanto yo como el equipo. Este clásico era importante para todos: para el club y para el equipo en la interna. Traté de salir lo más enfocado posible y por suerte salió bien.

-¿Vos planteaste la situación de salir de base o fue una decisión exclusiva del “Tulo” Rivero?

-No, fue una lectura del “Tulo” y creo que fue acertada. Él siempre ha tenido paciencia en este proceso y ha probado diferentes cosas. Lógicamente, como yo soy nuevo, Peñarol no estaba acostumbrado a esta situación, así que es un ajuste para todos. Ojalá nos siga dando frutos.

Coment� la nota