Osella: Entre todos podemos salir adelante

Los vecinos podrán disfrutar ahora de un espacio absolutamente renovado y embellecido. Los trabajos complementan el Plan Integral de Recuperación de Lagunas del PRODEGO a través del cual se realizó la limpieza del espejo de agua, ubicada en los límites de los barrios Matadero y Juan XXIII.
El Intendente Francisco Ignacio Osella, junto a funcionarios, concejales y numerosos vecinos del barrio Matadero y aledaños inauguró el viernes a la noche, el Paseo de Laguna Matadero, una obra de parquización, juegos infantiles e iluminación que cambio notablemente ese sector de la ciudad.

Un gran numero vecinos se hicieron presentes, desde las 19,30, en la esquina de las calles Empedrado y Catamarca para ser parte de la ansiada inauguración que contó también con la presencia del Viceintendente Ruben Darío Bassi, ediles, legisladores y funcionarios municipales.

En la oportunidad, el presidente del consejo vecinal del barrio, Antonio Ojeda, visiblemente emocionado expresó que era "un gran día para el barrio Matadero por todo lo que implica esta espectacular inauguración", y destacó su agradecimiento "al Intendente y a todas las áreas que trabajaron en este proyecto".

LIMPIEZA DE LA LAGUNA

Luego el Administrador General del PRODEGO, Gustavo Gabiassi recordó que la recuperación de la laguna Matadero se había iniciado en 2007, con recursos propios de la Municipalidad y el PRODEGO. De esta manera se había hecho un "trabajo digno y hermoso en conjunto también con los vecinos que colaboraron".

El funcionario confesó que "cuando comenzamos esta tarea nos parecía una odisea porque realmente, desde el lugar que estamos acá, no se veía la capilla porque la maleza tenía de 3 a 4 metros de altura".

"Se sacaron 300 camiones de embalsados, más o menos 1500 metros cúbicos de suelo", detalló el titular del PRODEGO.

Y resaltó: "Esto sirvió para generar conciencia y para que la gente participe, y vaya aprendiendo que debemos cuidar este espacio verde que costó tanto y no arrojar basuras".

VASTA OBRA PUBLICA

Después, el viceintendente Rubén Darío Bassi resaltó la vasta obra pública ejecutada por la Municipalidad tanto en el barrio Matadero como en toda la ciudad y precisó que entre ellas se destacan las 55 cuadras de pavimento; 11.500 luminarias nuevas; 120 cuadras de agua potable; más de 40 cuadras de cordón cuneta; 100 cuadras de cloaca, y más de 1300 conexiones domiciliarias gratuitas de agua y cloacas.

"Cómo no apoyar todo esto cuando se sabe todo lo que se hizo, cómo no resignar algunas cuestiones legítimas que por ahí teníamos para que este equipo continúe trabajando en pos de una ciudad mejor y en el barrio Matadero me consta que acá las cosas han andado mucho mejor", indicó el ViceIntendente Bassi.

INTENDENTE OSELLA

Finalmente, el Intendente Osella resaltó el excelente recibimiento que le habían prodigado los vecinos, con quienes había coincidido en "la importancia que tiene vivir en un barrio que tenga iluminación y vaya mejorando día a día su infraestructura".

El jefe comunal reseñó que pese a que están entre los barrios más antiguos, el Matadero y Juan XXIII tenían "pocas obras de infraestructura", y que una de las prioridades que se había impuesto el Municipio en esa zona fue solucionar el problema de la laguna que estaba "llena de malezas, alimañas y muy sucia".

"Había muchos niños y dijimos "vamos a hacer un pequeño parque para que puedan pasarla bien", indicó Osella y acotó que en esta semana también el Municipio está construyendo la segunda cuadra del cordón cuneta de la calle Catamarca del barrio Matadero.

El mandatario goyano elogió "la autoconvocatoria de los vecinos, poniendo ellos parte del material. Esto demuestra que no todo está perdido, que entre todos podemos salir adelante", expresó el Intendente tras lo cual anunció el próximo inicio de las tareas de iluminación de la avenida Neustadt, la semana próxima, hasta la ruta, mejorando el acceso a los barrios aledaños.

"Acá no vino una sola bolsa de cemento de la provincia de Corrientes, nada", enfatizó el licenciado Osella remarcando que todo lo hecho es fruto del aporte de

la Municipalidad y los vecinos.

Tras su alocución, autoridades municipales y los vecinos hicieron el tradicional corte de cintas, a la vez que se activaba el flamante alumbrado público que ilumina todo el contorno de la laguna y la calle que corre paralela al reservorio de agua.

Comentá la nota