Oscuro panorama en el Ingenio La Esperanza

La producción de azúcar fue un 20 por ciento menor a la del año 2008 y el pago de un préstamo otorgado por el Gobierno se hace a duras penas. La falta de decisión política respecto a la venta del establecimiento aumenta la incertidumbre de los trabajadores.
A más de un año que el Ministerio de Producción a través del representante del Poder Ejecutivo en el comité de la quiebra del Ingenio La Esperanza promoviera un "per saltum" para frenar la licitación del centro azucarero, una deuda con el Gobierno que no se puede pagar y la baja de la producción, son datos de un escenario inquietante.

El secretario general del gremio de La Esperanza, Carlos Farfán, explicó a El Libertario que la zafra 2009 arrojó 16 mil toneladas menos de azúcar que la del 2008, lo que representa un retroceso del 20 por ciento.

Consultado sobre la resolución de la Corte de justicia que a pedido del representante del Poder Ejecutivo provincial torpedeó la venta del ingenio, Farfán expresó que no hay novedades en el orden judicial, aunque ya pasó más de un año de la presentación que frenó todo. La jueza Cristina Lakatos, quien llevaba la quiebra, fue sacada de la causa y designada jueza de familia de los tribunales de San Pedro. Hugo Moisés Herrera, recientemente designado juez de primera instancia en lo Civil y Comercial N° 9 de San Pedro, se haría cargo del proceso, indicó.

Farfán explicó que el Gobierno de la provincia aportó financiamiento por 12.400.000 pesos para sostener la interzafra y el pago de los salarios, de los cuales sólo se devolvieron 2.500.000 pesos, más 400.000 pesos por intereses. En septiembre, cuando el Ingenio tenía que devolver la segunda cuota, el gremio propuso pedir una refinanciación de la deuda para poder invertir en herbicidas y otros insumos esenciales a fin de mejorar el rendimiento de los campos. En noviembre –agregó- los síndicos elevaron una nota al ministro de la Producción, Hugo Tobchi, solicitando una prórroga del pago de la segunda cuota pero el funcionario nada contestó.

"Esto está llevando a una situación insostenible en lo económico", estimó Farfán para señalar, ante una consulta, que el ingenio se verá obligado a continuar dependiendo de financiamiento estatal o privado hasta que se realice la licitación.

"El panorama es negro y el tema se politizó mucho", agregó el dirigente, quien concluye el próximo viernes su mandato en el sindicato y entregará la conducción a Santiago Bonilla, electo secretario general.

A nivel provincial, "Segura y Rivarola han dicho que el Gobierno no pondrá un solo centavo para el Ingenio", subrayó para añadir que al mismo tiempo, es el propio Ministerio de Producción el que frena la salida de la licitación. "Quieren llevar a que La Esperanza cueste dos pesos", advirtió para resaltar que la quiebra ya lleva nueve años: "es hora –dijo- que se tome una decisión política, no podemos seguir en esta incertidumbre".

Farfán señaló que el ingenio tiene una planta para elaborar alcohol, pero no hay recursos para hacerle reparaciones y ponerla a funcionar.

En pleno boom de los biocombustibles, el centro azucarero "está perdiendo una gran oportunidad", estimó.

Comentá la nota