Oscar Pagni cuestiona la legitimidad de las "listas espejo"

En el siguiente artículo critica esta maniobra política por medio de la cual dos listas diferentes llevan a los mismos candidatos. Según su punto de vista "es un engaño" para que los electores "voten por cualquiera de las dos".
El actual proceso electoral argentino se caracteriza por una serie de hechos que no han tenido la suficiente justificación y/o explicación. En "política" lo que no se explica suficientemente corre el riesgo de la falta de transparencia y en materia electoral, peor aún, la posibilidad de gestar un fraude a la voluntad popular.

A modo de ejemplo se puede citar: a) el adelantamiento de las elecciones, originariamente previstas por Ley del Congreso de la Nación, para el mes de octubre; b) la inédita aparición de las candidaturas "testimoniales", de candidatos con incompatibilidad de asumir el cargo para el cual se proponen; c) la proliferación de las denominadas Listas Espejo, o sea duplicación de iguales nóminas de candidatos que compiten por distintos partidos políticos; y d) las Listas Colectoras, o sea listas de candidatos a legisladores provinciales o nacionales que se pegan a distintas alternativas municipales.

Todas estas circunstancias, repito POCO EXPLICADAS desde el Poder, generan confusión al electorado, cruzan sin remordimiento la línea que separa lo correcto de lo incorrecto, y utilizan desvergonzadamente EL ENGAÑO como herramienta electoral.

Si bien algunos podrán decir que estas situaciones gozan de respaldo legal o jurisprudencial, no todo lo que se puede sostener en el plano de la "legalidad", tiene el suficiente respaldo en la órbita de la "LEGITIMIDAD". Lo primero es una circunstancia legal, producto de la formalidad y de los esfuerzos interpretativos de una justicia temerosa del poder político, que tuerce sin escrúpulos la clara letra de la ley; en cambio lo segundo es el "deber ser", o sea "el hacer lo correcto en el marco de la Ley", "el actuar ético que no induce a engaños", "el respetar lo preceptuado por la ley cuando su texto es lo suficientemente claro que no requiere interpretación alguna".

No tengo ninguna duda que este proceso electoral transita peligrosamente por el filo de la ILEGITIMIDAD. Tampoco tengo dudas que la inmensa mayoría de los ciudadanos que concurran a expresar su voluntad política en las próximas elecciones serán quienes JUZGEN y CONDENEN este escandaloso festival de candidaturas "para no asumir"; listas que sin contenido ideológico alguno reflejan a otras de "distintos partidos políticos" con iguales candidatos; y colectoras, que cual "medio mundo" intentan pescar desprevenidos votantes de diferentes expresiones políticas.

Y como "para muestra basta un botón", intentaré desarrollar lo que desde mi punto de vista es la situación más escandalosa y perversa del actual proceso electoral: las listas espejo.

Nunca antes había ocurrido en Mar del Plata (aunque sí en otras ciudades). Nadie se lo hubiera imaginado ni en la peor de sus pesadillas. Los candidatos de un Partido Político local, caracterizado como "vecinal", defensor de su propia identidad, con pretensiones de autonomía de decisión y no influido por doctrina o ideología alguna -es más exento de ambas- PRESTA sus candidatos a otro Partido Político local, de reciente creación y funcional al gobernador Scioli y al ex presidente Kirchner.

Sabido es que tanto el Partido Político ACCION MARPLATENSE como el Partido Político CONCERTACION VECINAL MARPLATENSE llevan como candidatos a concejales A LAS MISMAS PERSONAS.

La intención, no negada en ningún momento, es que los votos que obtenga una Lista, se sumen a los votos que obtenga la restante. O sea que se pretende que el voto de un ciudadano que sufrague por el Partido Acción Marplatense, se sume al voto de otro ciudadano que sufrague por el Partido Concertación Vecinal Marplatense o viceversa.

A esta mecánica se la denomina LISTA ESPEJO, dado que DISTINTAS LISTAS reflejan la misma figura, o sea IDENTICOS CANDIDATOS.

Todavía no se sabe -aunque debe estar claramente establecido en el Acuerdo o Alianza suscripto entre ambos- cuál Partido Político le sumará sus votos al restante (dato importante, entre otras cosas para saber cuál Partido cobrará el aporte partidario en las próximas elecciones). Y esta hasta casi absurda aclaración, debe ser realizada públicamente, tal como lo adelantara la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, como más adelante se vera.

No contempla la Ley Electoral de la Provincia de Buenos Aires (Ley 5109 y sus modif.) la posibilidad de SUMAR los votos de una Lista a los votos de otra Lista, dado que ello significaría dejar de lado el procedimiento electoral vigente y establecer en forma pretoriana, sin sustento legal alguno, el sistema de la LEY DE LEMAS, pero a la CRIOLLA.

En dicho sistema -Ley de Lemas-, vigente en otras provincias o países de la región (por ejemplo Santa Fe o Tucumán y República Oriental del Uruguay) los votos de todos los sublemas de un mismo Lema o Partido Político se suman, y resulta triunfante el sublema más votado dentro del LEMA principal. Lo diferente es que cada sublema lleva distintos candidatos pero del mismo partido político.

En la situación que estamos describiendo en nuestra ciudad "distintos partidos políticos llevan a los mismos candidatos". Por eso es una creación al margen de la ley, irracional y contraria a todos los sistemas electorales vigentes en el país.

La Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires, fiel a la mejor tradición en cuanto a la interpretación del articulado del Código Electoral bonaerense NEGO terminantemente la posibilidad de sumar los votos de una lista a los votos de otra que lleve idénticos candidatos.

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, para un caso concreto -elecciones para Intendente y Concejales en 2007 y ante un Recurso Extraordinario de Inaplicabilidad de Ley- resolvió la posibilidad de que los votos de una Lista se sumen a otra Lista, "siempre y cuando entre ambos Partidos Políticos exista un Acuerdo o Alianza transitoria, suscripta en forma previa a la oficialización de las Listas", que así lo establezca y que además defina otras circunstancias, como por ejemplo que Lista suma a la otra, porcentaje de participación de los afiliados de un Partido y del otro, Publicidad del Acuerdo, Plataforma Electoral, etc.

Cabe preguntarse: ¿Los candidatos de esta lista espejo, por ejemplo el Señor Pezatti, es afiliado a los dos partidos políticos al mismo tiempo?, o ¿pertenece a uno y es extra partidario por el otro?

Lo cierto es que, analizando detenidamente la grilla de los candidatos, los únicos que tienen chances electorales de acceder a una representación como Concejal, pertenecen al Partido Acción Marplatense, y el restante Partido ocupa con sus afiliados (si es que son afiliados) lugares en la lista sin chance alguna de acceder a una representación.

En suma, ningún integrante del Partido "acompañante" aparece en las Listas. Entonces ¿CUAL ES EL ACUERDO?, ¿Qué le significa en crecimiento político al Partido Concertación Vecinal llevar la lista espejo? ¿Qué gana?

No cabe duda que se ha utilizado un "ardid", en lenguaje vulgar: "una trampa con engaño incluido" para oficializar a los mismos candidatos por dos partidos políticos distintos, pero en donde más nítidamente aparece lo disvalioso, es que solamente los afiliados a uno solo de ellos van a acceder a representaciones.

El porqué de esta situación es fácil de comprender. Le resulta muy difícil al Intendente local, que su Partido Político vaya unido en la "sábana electoral" a los candidatos del "Frente para la Victoria", o sea Kircher y Scioli. Pero la solución es de dudoso beneficio político, dado que quienes mantienen sus independencia y autonomía por integrar la Lista de Acción Marplatense, inmediatamente la pierden al ser candidatos de un Partido Político al servicio de Kircher y Scioli.

Ahora bien, ¿el Código Electoral de la Provincia de Buenos Aires avala este tipo de situaciones? ¿lo contempla en alguno de sus aspectos? o la situación ¿es el fruto de alguna "laguna jurídica" no legislada convenientemente?

Luego de leer y releer el Código Electoral Provincial, no cabe la mis mínima duda que la situación aquí planteada es NOVEDOSA. Novedosa porque no esta contemplada, y agrego NI PODRIA ESTARLO en la Ley Electoral.

La Constitución Nacional al igual que la Constitución de la Provincia de Buenos Aires rescatan la existencia de los Partidos Políticos como instituciones fundamentales para el sistema democrático. Nuestro sistema político es un sistema de Partidos Políticos, y por lo tanto los únicos habilitados para presentar candidatos a los procesos electorales son los Partidos Políticos.

La ley electoral provincial en su artículo 89 dice que: "En las elecciones para la renovación de los cuerpos colegiados, los votos se computarán por lista y no por candidatos…".

Es muy ilustrativo dicho artículo dado que define claramente que LOS VOTOS SE COMPUTAN POR LISTA Y NO POR CANDIDATOS. Luego aclara que los votos se adjudican al PARTIDO AL QUE PERTENECE LA BOLETA. Por lo tanto este artículo 89 es la base jurídica que desbarata cualquier pretensión de fraude o engaño.

Si Acción Marplatense es una LISTA y Concertación Vecinal Marplatense es otra Lista, NO PUEDEN SUMARSE DICHOS VOTOS, aunque tengan los mismos candidatos.

La Corte Bonaerense en los fallos A 69.400 y A 69.401, por mayoría adopta una posición distinta, privilegiando la intención del elector de votar por Candidatos y no por Partidos Políticos. Y aceptando que un Partido Político, en base a un Acuerdo Electoral, pueda incorporar en forma completa a los candidatos de otra agrupación.-

¿Existe un Acuerdo o Alianza entre estas dos agrupaciones municipales de nuestra ciudad?; si lo hay ¿ha sido realizado públicamente?, ¿con acuerdos partidarios tomados por Asambleas de afiliados especialmente convocadas y legalmente constituidas? O por el contrario, ¿pudo dicho Acuerdo o Alianza haberse suscripto en algún pasillo de la Junta Electoral Provincial minutos antes de la presentación de las listas?

Es importante recordar que nuestra Corte Suprema de Justicia de la Nación, tiene un fallo muy interesante que comúnmente se conoce como "el caso BELIZ-BRAVO" y más allá que en dicha oportunidad no se permitió que las dos Listas que llevaban a Bravo como candidato sumaran sus votos, se estableció en forma clara que todo planteo o reclamo debe ser previo al acto electoral.

Cualquiera que sea la respuesta, lo cierto es que desde el plano de la Legalidad la Lista Espejo ha sido definitivamente incorporada, vía pretoriana, en la legislación electoral provincial, pese a que ni el Código Electoral ni las anteriores resoluciones de la Junta Electoral provincial la avalaran.

Pero nadie debe dudar de la Ilegitimidad de la misma.

Como se observa la aparición de las Listas Espejo no solamente es un engaño para que los electores voten por cualquiera de las dos, que aunque representando intereses políticos distintos, suman para el mismo fin; sino que además supone la posibilidad de obtener más representaciones que las que le corresponden por el resultado electoral.

Comentá la nota