Ortelli gritó campeón y alcanzó la marca de Oscar Gálvez en el Turismo Carretera

El piloto de Salto (Chevrolet) obtuvo su quinto título (1998, 2000, 2001, 2002) al terminar séptimo en la última prueba de la temporada y, de esa manera, igualó al Aguilucho. Todavía está lejos del récord de Juan Gálvez, quien se consagró nueve veces
Tuvo que esperar cinco años para desquitarse Ortelli de aquella definición de 2003, cuando una falla mecánica lo dejó afuera del campeonato que se llevó Bessone. Le costó mucho al piloto de Salto volver a pelear el título. Las temporadas que siguieron fueron flojas y hasta tuvo que desmantelar el equipo que tanto éxito le había dado. Y esta de 2008 parecía una más y estar en manos de Silva. Pero el cambio reglamentario le dio la posibilidad de volver a consagrarse: " Jamás hubiese tenido chances de pelear por el título si no fuese el playoffs. Pero en las estadísticas no hay asteriscos. El que sale campeón es el que gana el playoffs, así son las reglas y no hay nada para discutir", repetía Guillermo en la previa a una carrera en la que no cometió errores. Fue séptimo y el Pato, el único que podía alcanzarlo ya que Moriatis había quedado afuera de la pelea tras las series, llegó segundo. Esta vez, el autódromo Oscar y Juan Gálvez no le jugó una mala pasada (había abandonado en 6 de las últimas 10 carreras) y el "Dale campeón, dale campeón..." de la gente le endulzó los oídos apenas se bajó de su Chevrolet.

Poco le importa a Ortelli que la carrera quedó para Ugalde (Ford), que el Pato Silva fue segundo y que Marcos Di Palma (Chevrolet) terminó tercero. Ni siquiera que Moriatis (Ford) también se ubicó por delante de él (cuarto). Porque la Copa se va para Salto...

Silva, seguramente, tardará en digerir este título que a mitad de año parecía en su poder. "Lo felicito porque ganó esta Copa. Igual no es lo mismo ganar 5 carreras que andar regular en las 16. No digo que sea más fácil, ni quiero desmerecer a Ortelli que es un gran corredor, pero si no hubiera salido esa disposición nosotros hubiéramos sido los campeones", se lamentó en charla con Carburando Radio (AM 550). "Esto es gracias al equipo, se lo dedico a todos ellos", se limitó a decir Guillermo, sabiendo que el disgusto del Pato tiene fundamento. Porque así es Ortelli: un campeón arriba y abajo del auto.

Comentá la nota