"Con Ortega y Gallardo tenemos muchas chances de ser campeones".

Un mes después de haberse despedido, el Enano dice que quiere ser titular para jugar con sus ídolos. "Nos van a marcar el camino y todos vamos a rendir al máximo a su alrededor".
A pesar del cansancio luego de una mañana muy exigente de entrenamiento, Diego Buonanotte acepta la propuesta de desviar su camino hacia la habitación para dormir la siesta. Despacio, con la derecha pidiéndole permiso a la izquierda, el Enano sale a la calle y nadie lo acosa. "Acá podemos andar tranquilos, no nos conoce nadie", comenta, y hasta se gasta a sí mismo cuando el fotógrafo le pide que se acomode detrás de las máquinas expendedoras de diarios que abundan en cada pintoresca cuadra de las calles de Edmonton. "No voy a salir en la foto si me pongo ahí", bromea luego del almuerzo y apenas un taxista somalí (un morochón del cual uno siempre quisiera ser su amigo) pregunta a la pasada quién es ese petiso que se somete a los flashes. El zurdo está lejos de Núñez, contento de haberle escapado al frío, pero el escudo del CARP sigue en su pecho. A pesar de haberse despedido luego del partido ante Estudiantes, las ofertas por su pase no prosperaron. Y... "Ya estoy mentalizado en arrancar el campeonato con River".

-Entonces, ya está. El Apertura lo jugás.

-Sí, me quedo. Aunque no estoy muy al tanto de lo que pasa en Buenos Aires. -¿Ya no estás pendiente de si llega una oferta?

-Tampoco estuve desesperado. Sé que hubo propuestas porque me las mostró mi representante, pero en las vacaciones no me preocupé por lo que pasaba. Disfruté con mi familia y mis amigos en Teodelina y ahora sólo pienso en River. Quiero estar en el equipo titular cuando arranque el campeonato. Jugar con Gallardo y Ortega. Eso sería maravilloso. Junto con D'Alessandro, ellos son mis ídolos.

-¿Es la motivación para superar la idea de irte que te habías hecho?

-Es una gran motivación jugar con esos dos monstruos, pero para nada me bajoneó no ser transferido. Siempre tenés la esperanza o la ilusión de un pase al exterior, pero lo tomé con tranquilidad porque si me quedaba iba a poder cumplir el sueño de jugar con Marcelo y Ariel.

-¿Y en qué sector de la cancha te ves jugando?

-No sé. No quiero decirlo porque se me va a complicar con Pipo, je. Quiero ser titular, nada más, y voy a trabajar para eso. El técnico me probó en varias posiciones y no tengo problemas en jugar donde sea.

-¿Gallardo y Ortega te pueden ayudar a recuperar tu nivel?

-Seguro. Todos vamos a rendir al máximo al lado de ellos. Hay que tratar de armar un equipo sólido y compacto para estar al servicio de los dos.

-Se nota que ellos les sacan la presión.

-Sí, tal cual. Lo dije cuando salimos campeones: yo agarraba la pelota y lo único que hacía era dársela a Ariel y buscar los espacios, porque él te la mete donde nadie se lo imagina. Marcelo es igual. Entonces, si somos inteligentes, les tenemos que dar la pelota y buscar los espacios. Son jugadores distintos. Por eso me estoy matando en la pretemporada para que el técnico me encuentre un lugar en el equipo.

-¿Al arco vas?

-Se me va a complicar, je.

-¿Entonces?

-Donde más rendí con Pipo fue por derecha y creo que ésa es la idea. Pero no hay que adelantarse. Veremos cuándo haya un partido en el que me pueda probar.

-¿Te gusta más ahí?

-Me da igual. Por izquierda rendí bien con Simeone y por derecha me sentí muy cómodo también. A mí me sirve jugar por afuera, donde no hay tanta gente, porque de enganche se me estaba complicando.

-¿Y qué diferencia hay en encarar por una punta o la otra, Diego?

-Por izquierda estoy más obligado a desbordar y tirar centros, como lo hacía con Abreu o Falcao. Por derecha tengo más tiempo y lugar para enganchar, hacer la diagonal y definir.

Buonanotte abre el abanico de variantes de banda a banda. Reencontró la ilusión perdida, aunque aún tendrá que esperar para compartir la cancha con sus ídolos. Igual. ya mira más allá. "Con esta camiseta no podés empezar un torneo y no pensar en salir campeón. Por suerte, tenemos la tranquilidad de que dos grandes nos van a marcar el camino".

-¿Están muy entusiasmados con lo que puede cambiar el equipo de acá en más gracias a ellos?

-Y, sí. Es más: creo que con Ortega y Gallardo en la cancha, ahora tenemos muchas chances de ser campeones.

Comentá la nota