Ortega y Bussi eclipsaron a los candidatos a diputado

En 1991, los peronistas consiguieron tres bancas y Fuerza Republicana dos
La elección de los diputados de 1991 fue eclipsada por los comicios a gobernador. Era Ramón Ortega o Antonio Bussi.

En aquella oportunidad no se debatían ideas ni proyectos de los candidatos a diputados y los senadores eran elegidos por las Legislaturas provinciales y no por el voto directo.

Como en un combate boxístico sólo las dos estrellas que subían al ring eran iluminadas por las campañas. Por eso cuando la ciudadanía dio su veredicto más de un elector se sorprendió al enterarse de que Florencio Aceñolaza, Miguel Nacul y Néstor Varela eran los nuevos representantes del peronismo en la Cámara Baja. Los dos restantes fueron Julio Ibarreche y Raúl Topa, ambos de Fuerza Republicana.

Las publicidades obviaban a los representantes nacionales. Se apoyaban en los candidatos a intendentes, legisladores o concejales.

El Surgimiento Innovador (SI) de Ortega proponía:?"En el cuarto oscuro todo está claro busque el SOL del SI".

En la Ucedé la mayor inversión se hizo sobre la candidatura a Sisto Terán como intendente. Este aparecía con tijeras en sus manos para que el elector corte las boletas y lo ponga a él ya sea con Ortega o con Bussi como gobernador.

Gumersindo Parajón se proponía como legislador radical junto a Carlos Courel como intendente y José Nader como concejal. Pedían el voto para "tener capacidad, coraje y autoridad moral".

Bussi recurrió a su gestión de facto y Ortega recibió la ayuda de la Intervención Federal y de sus amigos de la farándula.

Comentá la nota