Orsolini asigna gran importancia a la reunión del martes que se dedicará a la emergencia agropecuaria.

Orsolini asigna gran importancia a la reunión del martes que se dedicará a la emergencia agropecuaria.
El vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, el chaqueño Pablo Orsolini, valoró ayer la reunión mantenida por los dirigentes del campo con ministros del gabinete nacional y la inesperada presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en parte de ese encuentro, algo que consideró “una señal importante”.
No obstante, dejó en claro que lo hablado con el gobierno nacional “no es la terminación del conflicto, y no soluciona los problemas. Hay gente que piensa en volver a las rutas este fin de semana o la semana que viene, no para presionar al gobierno pero sí para mostrar la disconformidad y la gravedad de la situación que se vive en el interior”.

Emergencia que apremia

Orsolini, en declaraciones a FM Universidad, dijo que “más allá de que la reunión no conforma a mucha gente, ya es un avance, sobre todo por la participación sorpresiva de la señora Presidenta. Creo que fue una señal importante de ella luego de tantos meses de desencuentro”.

“Es cierto que el acta acuerdo, si bien es importante para lo que se habló sobre carnes y leche, no soluciona la problemática. En nuestra provincia puede haber algo de ayuda por la carne, pero trigo es poco y nada lo que se siembra. El gran tema que se va a tocar en el próximo encuentro es el de las emergencias en todo el país, y yo a Buzzi le di datos oficiales sobre la situación en el Chaco, porque parece que hubo una señal de la Presidenta para atender en primer lugar lo que es la emergencia agropecuaria”, comentó.

En una reunión de la FAA realizado el lunes, el mandato que se le había dado a Buzzi fue justamente priorizar la atención de la emergencia en todo el país, como la ocasionada por la sequía. “Hay productores que hasta tienen problemas para subsistir”, indicó Orsolini.

El dirigente chaqueño dijo que eso no implica descartar el tema retenciones, pero planteó que “el tema retenciones ahora debería quedar en tercero o cuarto lugar” e insistió en que “es importante mantener esta etapa de diálogo buscando soluciones, pero con resultados concretos, para que las reuniones no se limiten a compartir un café”.

Ente regulador

Otro reclamo sectorial es que se cree un ente regulador del mercado de granos, como en su momento fue la Junta Nacional de Granos. “Sería importante tener en una mesa sentada a toda la cadena, con opinión vinculante, donde podamos transparentar el mercado de granos y equilibrar los precios internos con los externos, siempre garantizando el consumo interno. En esas condiciones estamos dispuestos a dialogar”, planteó Orsolini.

No obstante, dijo que el gobierno nacional “perdió confianza por el manejo autoritario de las cosas, y cuando se habla de estatizar algo pareciera que lo van a manejar Moreno y Echegaray. Es como dijo Buzzi: “En el campo el que se quemó con zapallo cuando ve una sandía la sopla”.

“Nosotros siempre estuvimos de acuerdo con la participación del Estado, y los mejores ejemplos están en el mundo. Países que siempre pregonaron el libre mercado, ahora salen a intervenir con el Estado en todos lados, como el caso de Estados Unidos. Pero tiene que haber controles, que es lo que queremos nosotros”, agregó.

En cuanto a la situación en el Chaco, dijo que los productores y en especial los pequeños y medianos- esperan ayuda suficiente para paliar los daños sufridos por la sequía, tanto en la actividad agrícola como la ganadera, y no dudó en señalar que en este última se dieron las consecuencias más graves.

“La prioridad para el productor es la emergencia. Después también quiere políticas que den previsibilidad, y alguna garantía de que si le va bien no habrá problemas de precios o de otro tipo, pero en primer lugar se quieren respuestas para las secuelas que dejó la tremenda sequía”, insistió.

El rescate de deudores

Orsolini también habló de los avances en el proceso de refinanciación y condonación de deudas de productores con el Banco Nación, que encara el gobierno del Chaco. “Es algo sumamente importante, porque están habiendo remates del Banco Nación, no en el Chaco pero sí en otras provincias, y a la Presidenta se le pidió que paren esas subastas”, comentó.

Por eso dijo que lo del Chaco “es importante, y se lo dijimos al gobernador, porque por fin empiezan a solucionarse las deudas de los productores de la provincia. Algunos me decían que ya fueron sacados del Veraz, lo que indica que fueron pasados al fideicomiso que conformó el gobierno con el banco. Es algo que se necesita mucho, porque muchos productores podrán volver a ser sujetos de crédito para encarar la próxima campaña”, dijo

Comentá la nota