El origen del acuerdo por el tema de los agroquímicos

Con el fin de conocer los pormenores de la ordenanza aprobada por el HCD que establece controles sobre el uso de agroquímicos, consultamos al presidente del bloque Frente para la Victoria quien sostuvo, "el origen del proyecto fue una reunión llevada a cabo el mes anterior con la presencia del ministro de Asuntos Agrarios en nuestro medio.
Debido a las preocupaciones que el intendente tiene sobre este tema, consiguió que Colón fuera sede de la misma, y en ella, los seis municipios presentes acordaron firmar un acta acuerdo con la finalidad de desarrollar en forma conjunta con el Gobierno provincial, una serie de pautas para optimizar la gestión y control de las personas y actividades que se encuentran alcanzadas por la ley 10.699 y su decreto reglamentario 499/91". Sostuvo, "en esa oportunidad se convino la necesidad de impulsar una ordenanza con la firma del acta acuerdo para trabajar en conjunto entre el Estado provincial y la Municipalidad y, a continuación, impulsar otra norma para regular el uso de agroquímicos en la ciudad, especialmente, para que cuando se fumige se contemple las distancias con las viviendas, se tenga en cuenta las escuelas rurales y solo se lo haga en días en el que no se están dictando clases". También recordó que luego hubo otra reunión en Rojas, "y allí el Ministerio nos sugirió que el control debía depender de distintas áreas, como por ejemplo Bromatología, Ecología y Medio Ambiente y también de Producción, para que cada una cumpla determinadas funciones. El Gobierno provincial se comprometió a darle capacitación a los representantes de las mencionadas áreas para el uso de agroquímicos". Consultado sobre cuáles son las principales preocupaciones, sostuvo, "no solo el glifosato es tóxico, se están pasando otros productos insecticidas que también son nocivos para la salud de las personas y, además, el adherente que se usa para que el glifosato se pegue a la maleza que debe eliminar sería también muy peligroso". No obstante dijo, "hay que ir despacio, no podemos asustar a la gente, pero si estar permanentemente ocupados porque si miramos hacia atrás veremos que otros elementos que en su momento se utilizaban libremente, con el tiempo se demostró su poder nocivo y hoy están prohibidos", concluyó.

Comentá la nota