Un órgano binacional se hará cargo del Trasandino y del túnel

Esto lo prevé uno de los protocolos que las presidentas de Chile y la Argentina firmarán mañana en el vecino país. Es un gran paso para concretar las grandes obras que espera Mendoza.
Uno de los puntos fundamentales del Tratado de Maipú -que el viernes se firmará en la misma tierra chilena en que San Martín y O' Higgins se encontraron hace casi 200 años después de la batalla que liberó a Chile- será la firma de un protocolo que avance en la constitución de una autoridad binacional que sirva para poner en marcha el ferrocarril trasandino y el túnel de baja altura. Dos grandísimas obras más que esperadas por los mendocinos y los argentinos en general.

El paso, explicó el subsecretario de Asuntos Latinoamericanos de la Cancillería Argentina, Agustín Colombo Sierra, "es un gran avance institucional" debido a que se pasa de tener sólo un proyecto a contar con un protocolo que incluya una autoridad formada por los dos países. Sucede que, al tratarse de obras que involucran a dos naciones, no es fácil ponerlas en marcha sin la existencia de un ámbito institucional específico al que los involucrados puedan dirigirse.

"Lo que más había pedido Chile era una entidad que gerenciara el proyecto por parte de los dos países", precisó Colombo Sierra. Agregó que ya existen prefactibilidades hechas, fondos internacionales para financiar los siguientes pasos e infinidad de empresas interesadas en participar de una obra "larga y gigante" que brindará innumerables ventajas a ambos países.

Para ello, las Cancillerías argentina y chilena se pusieron de acuerdo y se convirtieron en herramientas y representantes de las provincias, los ministerios, la sociedad civil, las empresas y la infinidad de sectores interesados en el avance del corredor bioceánico.

El tratado que se firmará mañana y que culminará su etapa simbólica con la visita -el 28 de noviembre- de ambas presidentas al Papa, lleva el nombre de "Integración y Cooperación". Así, la firma del protocolo para avanzar en la conformación del corredor bioceánico no sólo tiene importancia institucional sino también política y económica.

"Estamos generando instituciones binacionales para que la relación sea cada vez más rica", se explayó el diplomático.

En este sentido -y aprovechando que Michelle Bachelet y Cristina Fernández estarán juntas- se ha preparado una serie de anexos para que ellas firmen, además del Tratado y los protocolos (habrá otro para la obra Aguas Negras en San Juan), una serie de documentos que implican, entre otros puntos, el acuerdo de realizar al menos seis pasos desde Pehuenche hacia el Sur.

El objetivo es comenzar a pensar en los problemas que generan los trámites aduaneros e intentar facilitar los intercambios, algo que hasta ahora no ha podido resolverse adecuadamente con los inconvenientes que durante todo el año (sobre todo en vacaciones) sufren mendocinos y camioneros en general.

"También se van a empezar a poner en práctica ejemplos que se pueden utilizar como módulos de facilitación para mejorar la atención", anticipó Colombo Sierra.

El representante de la Cancillería comentó que, en la actualidad, Argentina y Chile están en el momento más positivo de su relación. En este sentido, a nuestro país le interesa profundizar las relaciones. No sólo por una cuestión de buena vecindad sino con la mira puesta en los crecientes y jugosos mercados asiáticos.

Comentá la nota