ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS Y MUNICIPIO INICIAN CAMPAÑA DE CONCIENTIZACIÓN AMBIENTAL

Ante el serio riesgo que encierran los residuos sólidos urbanos para la biodiversidad de la costa, organizaciones ambientalistas locales, nacionales e internacionales junto al Municipio de Río Grande, a través de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente, inician una campaña de concientización sobre el manejo de los residuos domiciliarios por parte de los vecinos.
Ante el serio riesgo que encierran los residuos sólidos urbanos para la biodiversidad de la costa, organizaciones ambientalistas locales, nacionales e internacionales junto al Municipio de Río Grande, a través de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente, inician una campaña de concientización sobre el manejo de los residuos domiciliarios por parte de los vecinos; esto es que la basura sea embolsada y depositada correctamente en los canastos y/o contenedores de residuos, que en el caso de los canastos, tengan éstos la altura reglamentaria para evitar que los animales, especialmente canes, puedan dispersar la basura, entre otras medidas dirigidas también a los jóvenes, para evitar la dispersión de botellas y otros contenedores en la costa del mar.

Al respecto, la profesora Graciela Alsina, coordinadora de la "Campaña de Conservación del Ambiente Local" y el director de Ecología y Medio Ambiente, precisaron los objetivos de esta iniciativa.

"A través de la profesora Alsina, un grupo integrado por el Centro Fueguino para el Desarrollo Sustentable, la Organización RARE; la Fundación Biosfera y la Organización MANOMET, solicitaron el apoyo del Municipio de Río Grande para llevar adelante las acciones vinculadas a la campaña durante su ejecución que va desde el mes de octubre hasta el mes de junio del 2010", explicó el ingeniero Guillermo Fassi.

Agregó que el objetivo de la campaña es: "afianzar los hábitos de comportamiento poblacional para garantizar una correcta disposición de los residuos domiciliarios, vinculada al cumplimiento de la ordenanza vigente, (la 250/86) y también que los jóvenes tengan una actitud responsable en la disposición final de las botellas en los lugares destinados a estos efectos, evitando su dispersión en la costa".

Por su parte la profesora Alsina confió que esta campaña nació "para proteger nuestras costas de la contaminación ambiental que amenaza seriamente a las aves migratorias, especialmente al playero rojizo, que migra desde el ártico canadiense hasta la zona del humedal costero marino de Río Grande, que es su hábitat natural", explicó.

Agregó que los objetivos surgieron de un trabajo previo que se hizo con todos los actores que están relacionados con la conservación, la ecología y el medioambiente, "y se decidió en ese encuentro, que los residuos sólidos, son una amenaza al humedal costero y es por eso que se eligen estos objetivos para trabajar con la población", recordó.

Cabe aclarar que esta campaña, si bien tiene un solo objetivo, tiene dos ámbitos de aplicación. Uno de ellos se ubica en la ruta migratoria del playero rojizo y es por ello que se lleva a cabo en Río Grande, Río Gallegos y San Antonio Oeste. El otro ámbito de trabajo es la toma de conciencia por parte de la población en el manejo de los residuos sólidos urbanos a través de esta campaña que se hace en nuestra ciudad, en Río Gallegos y en la ciudad mexicana de Chiapas, porque "la intención es remarcar justamente que el problema de la basura es una cuestión global", indicó la profesora Alsina por último.

Comentá la nota