Organismos públicos ya quedaron despoblados

Nula actividad en la Legislatura y la Justicia. Las medidas por la gripe se aplican en Río Negro.
Lentamente la administración pública provincial se va despoblando al recrudecer en el país la situación por la gripe, aunque formalmente la paralísis más pronunciada y reconocida se ubica en los Poderes Judicial y Legislativo.

El gobierno de la provincia adhirió, mediante Decreto N° 468, a la resolución 471 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación por la que se establece una licencia preventiva por 15 días corridos y con goce íntegro de haberes para las mujeres embarazadas.

La decisión comprende también a los trabajadores inmuno-comprometidos, quienes padezcan enfermedades oncoló- gicas que le provoquen inmuno-supresión o patologías cardíacas crónicas, diabetes o afecciones respiratorias.

La medida tendrá vigencia hasta el 26 de julio inclusive y se ha invitado a los demás poderes y a los municipios a adherir a la presente norma.

En los considerandos del decreto, el gobernador Miguel Saiz, señala entre otros aspectos la detección de casos de influenza A y el consiguiente alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que a la actualidad alcanza la Fase VI.

Destaca que sin perjuicio de la efectividad de las medidas tomadas y en consideración del riesgo potencial que implica la rápida diseminación del virus, su mutación y adaptación a los seres humanos y el potencial contagio, resulta oportuno extremar los recaudos pertinentes.

Algunas reparticiones decidieron tomar algunos recaudos restringiendo el acceso del público hacia el interior de las oficinas siempre que no se trate de una diligencia administrativa.

En algunos casos, este tipo de decisiones se cumple a rajatabla y en otros existe una mayor libertad de acceso a las oficinas.

En el Ipross se tomó por costumbre que si una persona es requerida por razones particulares, debe atender a quien lo busca en el hall de entrada.

En el propio Ministerio de Salud Pública, es común observar el hacinamiento de algunos sectores en tiempos normales de su funcionamiento, pero en estos días se torna riesgoso.

Si bien se reconoce que los agentes -en general- pueden faltar a medida que denuncian un cuadro gripal, no existe un criterio común, de extender los plazos administrativos como sí lo está haciendo la Justicia que por tres semanas se redujo a la mínima expresión con guardias pasivas.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) acató la disposición gubernamental con suspensión de términos procesales sin perjuicio de la validez de los actos que se realice, reanudándose las actividades normales a partir del lunes 27.

En la Legislatura, se adelantó el receso invernal desde el lunes tomándose precauciones hasta en la propio Biblioteca que permanece cerrada en determinadas horas.

Comentá la nota