Organismos de DD.HH rechazan el arribo de fuerzas federales a Mar del Plata

El gobernador Daniel Scioli recibió este martes a los efectivos de la Prefectura Naval Argentina que se suman a las tareas de seguridad en Mar del Plata y subrayó que es "obligación primordial" del Estado "defender la vida de la gente honesta y digna".

170 prefectos navales y 48 efectivos de la Policía Bonaerense arribaron a esta ciudad junto con móviles y equipamiento de comunicación.

"Estamos enfrentando a delincuentes que están dispuestos a todo. Nosotros, con las con las armas que da el Estado de derecho, también tenemos que estar dispuestos a desplegar todos los dispositivos para poder combatir el delito en todas sus formas", remarcó Scioli.

Durante la actividad, que se realizó en el predio de la Prefectura Naval de Mar del Plata, el gobernador se puso nuevamente "al frente de la lucha" y apeló al acompañamiento de "todos los sectores" para trabajar mancomunadamente en la "defensa de la vida".

Asimismo, convocó a los miembros de la Policía de la provincia de Buenos Aires y a los efectivos de la Prefectura a "honrar la responsabilidad que les ha dado el Estado" y los instó a continuar comprometiéndose "con los principios y los valores de avanzar por una mejor seguridad ciudadana".

El Plan de "Convivencia Ciudadana", anunciado la semana por el Gobierno Nacional, establece la cooperación en materia de seguridad a partir del refuerzo de efectivos de Prefectura y Gendarmería a los operativos y las tareas de prevención en los municipios más sensibles de la Provincia.

Acompañaron al gobernador el ministro de Gobierno, Eduardo Camaño; el secretario general de la Gobernación, José Scioli; el Jefe de la Policía, Juan Carlos Paggi, y el intendente Pulti.

También estuvieron presentes el Jefe de la Prefectura Naval de Mar del Plata, Ricardo Fortini, y el jefe del Operativo de Seguridad, Jefe Prefecto Mayor Raúl Lesana.

"A LOS HERMANOS DE LA PREFECTURA QUE VIENEN A PRESTAR SERVICIOS EN MAR DEL PLATA, SON BIENVENIDOS"

Por su parte, el intendente Pulti afirmó que "se pone en marcha un plan que fue anunciado hace apenas menos de una semana atrás. Ese plan de seguridad que se pone en marcha y que tiene a nuestra ciudad como uno de los lugares en los que se va a poner en práctica, requiere una presencia complementada entre la Prefectura Naval Argentina y las fuerzas de seguridad de la Policía Bonaerense".

Destacó que "Mar del Plata hace dos semanas nos pidió que levantáramos la voz para este pedido, una semana después se anunció el plan y menos de una semana después el plan está en marcha. Todas las comunidades tienen problemas, todas las comunidades tienen obstáculos que resolver y todas las comunidades pueden o no pueden encontrar los caminos del trabajo que nos permitan superar los desafíos".

A reglón seguido, el Jefe Comunal aseveró que "debemos decir que en Mar del Plata hoy estamos, en primer lugar, agradecidos y reconocidos, agradecidos del gobierno nacional que escuchó nuestro pedido y agradecidos una vez más por la actitud de un gobernador que no viene solamente a Mar del Plata en los momentos del verano donde a muchos les gusta sacarse fotos en esta ciudad. Viene todo el año, está cerca todo el año y en forma permanente escucha los reclamos de nuestros vecinos. Alguien alguna vez nos ha preguntado qué hacer con una situación delictiva que puso en zozobra a muchas familias de Mar del Plata. Estamos acá porque en pocos días ocurrieron cosas demasiado graves para una ciudad que quiere tranquilidad y progreso, que quiere trabajar y progresar y la respuesta la tenemos que ir encontrando a medida que damos los pasos".

Además, dijo que "es probable que la ciudad de los inmigrantes de hace 20, 30 ó 40 años no imaginaba los desafíos que tenemos que atravesar hoy, pero hoy están los problemas y hoy se intentan las respuestas, con este gobernador que hoy viene y pone en marcha un plan de seguridad que va a beneficiar a las amas de casa, a los trabajadores y a los estudiantes de Mar del Plata. Esto no quiere decir que a partir de este momento no vaya a haber más conflictos, nadie debe imaginar el paraíso, nadie debe imaginar una ciudad idealizada donde los problemas de la exclusión, de la desocupación, donde los problemas de las adicciones fueron sembrando la brecha que hoy después de los 90 que fueron tan graves y tan delicados para la producción se nos vuelven a veces como una pesadilla. Pero sí aunque no imaginemos un paraíso, esto si es una ciudad mejor cuidada, familias más protegidas, mayor presencia policial en las calles".

El intendente también se refirió a otros temas en los que trabaja la municipalidad para generar mayor seguridad. "A ésta misma hora, en la ciudad de La Plata se encuentra nuestro Secretario de Salud trabajando con el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo porque en Mar del Plata se va a poner en marcha , y lo vamos hacer en forma conjunta, un plan de tratamiento, atención y prevención de las adicciones infanto juveniles".

En tal sentido, añadió que "a los chicos que nacieron y crecen en la exclusión, a los chicos que han sido castigados por una crisis que ellos no quisieron provocar y que provocaron los que cerraban las industrias, a esos chicos también hay que tenderles una mano al mismo tiempo con más presencia policial en las calles. Por eso este programa que vamos a poner en marcha en conjunto con Desarrollo Social de la Provincia, las secretarías de Salud y de Desarrollo de la Municipalidad, va a buscar un tratamiento, un trabajo que prevenga las nuevas adicciones y que le tire un lazo a través de la cultura y el deporte a los chicos; y del desarrollo y habilidades laborales a los chicos que aún no lo han encontrado, porque eso también hace a la seguridad y es una abordaje posible de la seguridad. Estamos haciendo reuniones con vecinos y vamos a tener un encuentro esta tarde con jueces y fiscales porque tenemos que tirar todos juntos para el mismo lado, todos los estamentos de gobierno, todos los poderes del Estado, todos los vecinos empujando en el mismo sentido, para que tengamos una ciudad más segura, más tranquila, más justa y más equitativa, que es la mejor de las formas de la seguridad".

"Lo que podemos comprometer es trabajo, perseverancia, continuidad, lo que podemos prometer son no peleas inútiles, lo que podemos comprometer y hacer cada día es invitar a todas las personas, hombres y mujeres, chicos y grandes, de buena voluntad que quieran empujar todos el mismo carro para que Mar del Plata esté mejor y esté segura. Para todos hay un espacio, para todos hay un lugar. A nuestros vecinos que trabajan en la Policía, sepan que el marplatense los apoya y los quiere, y los quiere en sus calles, esto que hoy ocurre es un paso adelante para que podamos tener más seguridad. Hemos reconocidos el esfuerzo de la Policía, hemos reconocido el de los responsables de la Policía de Mar del Plata que dan todas las batallas que pueden y hemos reconocido a todos y cada uno de los agentes y de todos y cada uno de los familiares de los policías. Los queremos con nosotros, los queremos cerca, fraternalmente cerca trabajando por todos nuestros vecinos. A los hermanos de la Prefectura que vienen a prestar servicios en Mar del Plata, son bienvenidos. Mar del Plata les debe mucho, siempre ha estado presentes en todos y cada uno de los desafíos que les presentó el mar a los pescadores de Mar del Plata", finalizó Pulti.

RECHAZO

A pocas horas de que se pusieran en funciones a efectivos de Prefectura Naval en el Partido de General Pueyrredon con el fin de combatir el delito, desde la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo y la Agrupación HIJOS coincidieron en señalar que "se sigue sin ver la realidad como es" y reclamaron "políticas sociales urgentes para dar oportunidades a la gente que no ve otra opción que volcarse a la delincuencia".

Al respecto, Ledda Barreiro, integrante de la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo Filial Mar del Plata, lamentó que "se conteste a los delincuentes con fuerzas policiales y sacando a uniformados de sus espacios habituales, y no se hace en buscar porqué ocurre esto, porqué hay tanta delincuencia".

"Es una cuestión coyuntural: no se puede dejar a tanta gente fuera del sistema y que no se produzca esta descomposición en la sociedad; hay chicos que nunca tuvieron una mesa familiar, escolaridad, salud", completó.

En ese sentido, Barreiro también se refirió al modo "ligero" en el que actualmente se habla de Derechos Humanos: "La gente cree erróneamente que los derechos humanos comenzaron después de las 30.000 desaparecidos, pero los derechos humanos son para todos por igual. A los llamados pibes chorros, esos chicos de 14 años que son verdaderos asesinos, que no tienen proyectos a futuro y que están muertos en vida, no les importa la vida del otro porque en realidad le tienen un gran rencor. Los "otros" tienen casa, van a la escuela, etcétera y ellos no. Esa es también una gran violación de los derechos humanos".

"Es como el viejo dicho ‘siembra viento y cosecharás tempestades’, pero ‘siembra hambre y cosecharás delincuencia’", comparó y remarcó que la gran debacle social fue producto de los años de la Dictadura Militar pero también del ex presidente "Menem que no dejó una fábrica en pie, desmanteló el país y dejó a la mitad del país fuera del sistema. Esos chicos, que ahora son muchachos, nunca vieron a un padre trabajando".

Por su parte, Mariano Zurita, integrante de la Asociación HIJOS Regional Mar del Plata, consideró que "se sigue no viendo la realidad como es" y "que lamentablemente se sigue creyendo que las cosas se solucionan con represión".

"El problema es que no existen políticas de empleo ni políticas sociales o proyectos que funcionen seriamente y eso es lo que va generando la inseguridad ya que un montón de gente no ve otra opción que volcarse a la delincuencia", observó y apuntó a los medios de comunicación "que están ocupados más por el Gobierno y por mostrar cuestiones exitistas y del consumo permanente, que por establecer modelos de trabajo o de iniciativa".

Y cuestionó: "Hay sectores minoritarios con mala intención que se esmeran en mostrar determinadas situaciones, logrando de esta manera que mucha gente se vuelque hacia posiciones fascistas. Es una mentira grande como una casa la antinomia seguridad- derechos humanos, porque la seguridad es un derecho humano y tenemos que garantizar que sean para todos por igual".

"Tenemos que empezar a trabajar en programas sociales urgentes para poder oportunidades; sino se dan oportunidades acá vale todo", sentenció.

Comentá la nota