Los organismos de DD.HH. festejan la elevación a juicio

Debate. La decisión de juez Guillermo Molinari fue tomada como un signo alentador por las organizaciones que reclaman juicio y castigo para los represores de la última dictadura.
La elevación a juicio oral de la causa por el homicidio de Cecilio Kamentezky fue recibida con beneplácito por los organismos de derechos humanos de nuestra provincia.

Dos temas sobresalen en las declaraciones de los consultados: la importancia de la obtención de justicia por el homicidio del joven estudiante pese al paso del tiempo y la posibilidad de volver a instalar el debate en la sociedad santiagueña de lo ocurrido en nuestra provincia durante la última dictadura militar, las cercanías con el poder del aparato represivo provincial, que se constituyó antes del 24 de marzo de 1976 y cuyos integrantes continuaron formando parte de las fuerzas de seguridad hasta mucho después de concluido el golpe de Estado.

“Nos parece un hecho significativo, es muy auspicioso y nos ayuda a continuar con las causas pendientes, ahora esperamos que el tribunal que se designe para enjuiciar sea probo y esté a la altura de las circunstancias para que se haga justicia”, le dijo a EL LIBERAL Luis Garay, titular del Instituto Espacio de la Memoria.

Al ser consultado sobre las expectativas que tenía antes de conocerse la resolución judicial de que este juicio se lleve a cabo, el dirigente expresó que “uno nunca baja los brazos, pero sabiendo que el aparato represivo siguió funcionando era difícil, porque esto le trajo graves inconvenientes a la investigación y graves consecuencias a la búsqueda de justicia y verdad, se perdieron pruebas fundamentales, expedientes que hubo que empezar a reconstruir”.

Por su parte, Héctor Luis Carabajal, abogado de los organismos recordó que la causa estaba en condiciones de ser elevada hace tiempo, pero que se demoró porque los represores Jorge Rafael Videla, Luciano Benjamín Menéndez y Antonio Domingo Bussi no designaron defensores.

“Este juicio va a volver a poner en el tapete una discusión que no está cerrada sobre la actuación del aparato represivo en nuestra provincia, sobre Musa Azar y otros, sobre el porqué permanecieron tanto tiempo en el poder, algo que es necesario que la sociedad santiagueña debe debatir”, opinó el letrado.

Comentá la nota